buscar noticiasbuscar noticias

Eva Noblezada, el rostro de latinos y filipinos en Hollywood

>Su padre tiene raíces filipinas y su madre es de origen mexicano; se considera «muy suertuda» y está agradecida.

Cuando Eva Noblezada tomó la decisión de presentarse como una actriz mexicana-filipina le llovieron las críticas.

«Me dijeron que sería más difícil encontrar trabajo porque no había muchos personajes para alguien como yo, y tuvieron razón», contó en una entrevista.

Eva Noblezada, el rostro de latinos y filipinos en Hollywood

«Dios es muy bueno conmigo. Es la única explicación que encuentro a lo que me está pasando», indicó la actriz de 26 años, que protagoniza «Luck», película animada de Apple TV+, y «Easter Sunday», cinta que compite en los cines con «Bullet Train».

Noblezada, cuyo padre tiene raíces filipinas y cuya madre es de origen mexicano, se considera «muy suertuda» y está agradecida.

Nacida el 18 de marzo de 1996 en San Diego (California), la artista jamás pensó que tendría que coordinar su agenda para hablar de dos proyectos «tan hermosos» y que se estrenarían al mismo tiempo. «Es una locura, una maravillosa locura», expresó.

Como si eso fuera poco, en ambas producciones Noblezada ha podido codearse con la crema y nata del mundo del espectáculo.

imagen-cuerpo

LA SUERTE DE «LUCK»

La película de Apple TV+ tiene un elenco estelar que, además de Noblezada en el papel principal, incluye a Jane Fonda, Whoopi Goldberg y Simon Pegg. Aunque los artistas grabaron las voces de sus personajes más separados que de costumbre a consecuencia de la pandemia.

«He podido compartir un poco y todavía no lo puedo creer», expresó la actriz.

La producción de Sky Animation y Sky Animation Madrid gira en torno a una jovencita llamada Sam que se consideraba la chica «con peor suerte del mundo», hasta que conoce a un gato negro que eventualmente le abre la puerta al lugar secreto donde se asigna la suerte a los seres humanos.

«En el centro de la historia está el concepto de que la suerte no es buena ni mala; todo depende de cómo se vean las cosas», expresó. Para ella, el concepto de la suerte «está asociado a vivir con agradecimiento».

Después de comenzar su carrera en el teatro musical en Nueva York, Noblezada llegó a Broadway y fue nominada en 2017 a un premio Tony, el mayor galardón del teatro estadounidense, en la categoría de «Mejor actriz protagonista en una obra musical» por su interpretación de Kim en «Miss Saigon».

Dos años después recibió la misma distinción por su interpretación del papel principal de Eurydice en la obra «Hadestown», que primero se presentó en el Teatro Real Nacional en Londres y luego en Nueva York.

Aunque hacer cine formaba parte de sus sueños cuando crecía en la ciudad de Charlotte, estado de Carolina del Norte, una vez que se asentó como actriz de teatro la pantalla grande pareció quedar en el retrovisor. «Pero mis raíces me llamaron», manifestó.

La voz que escuchó fue la de la cineasta filipina estadounidense Diane Paragas, quien la convocó para el papel principal en su película «Yellow Rose».

«Easter Sunday» es su segunda película y no puede creer «que también sea una historia en torno a la comunidad filipina en Estados Unidos», afirmó.

Otros actores habrían «corrido en otra dirección para evitar ser encasillados», pero no Noblezada, quien considera una bendición representar a las comunidades con las que está vinculada cada vez que puede.

imagen-cuerpo

EL ACTIVISMO COMO MISIÓN 

Noblezada ha sido muy abierta sobre sus problemas de salud mental. Tanto que al preguntársele a quién le mandaría buena suerte no titubeó ni un instante para decir a que «a todos los que sufren de depresión».

Durante su estadía en Londres, la depresión y la ansiedad empeoraron y se le sumaron severos episodios de acné, dismorfia corporal, bulimia y ataques de pánico.

La actriz agradece el respaldo de su entorno, psicoterapia y yoga. «Literalmente, me salvaron la vida», afirmó.

«Una de mis maneras de agradecer la suerte que tengo es alzar la voz para conseguir apoyo para los que tienen problemas de salud mental como yo», indicó.

Aunque Eva Noblezada asocia muchas de sus dificultades con la palabra «perfección», considera que este momento profesional se le acerca bastante. Eso si, no quiere quedarse «pegada» allí, pues «lo mejor es fluir y seguir agradeciendo la suerte».