buscar noticiasbuscar noticias

Le estamos poniendo mala cara a las inversiones: Sánchez Reséndiz

Enviamos la señal equivocada, lo cual tendrá un costo importante en el desarrollo y crecimiento económico.

Topolobampo, Sin.- La mala señal que estamos enviando a los inversionistas, con el retraso en la construcción de la planta de fertilizantes, tendrá consecuencias en el desarrollo y crecimiento económico regional y de Sinaloa, advirtió el dirigente pesquero Juan José Sánchez Reséndiz.

Por esa razón, el asesor de cooperativas pesqueras de bahías y presidente del Comité de Vigilancia del Sistema Lagunar de Topolobampo, pidió que de una vez por todas se destraben los asuntos jurídicos, se realice la consulta indígena y que se haga lo que se tenga que hacer para que el proyecto de industrialización más grande en la historia del norte de Sinaloa se ponga en marcha. 

Le estamos poniendo mala cara a las inversiones: Sánchez Reséndiz

De lo contrario, advirtió que se manda una señal equivocada a los inversionistas interesados en aterrizar proyectos productivos en esta zona, quienes ven con malos ojos tanto retraso, tanto obstáculo y tanta lentitud en las autoridades judiciales para determinar y ejecutar sentencias, cuando de juicios de esta naturaleza se trata. 

Sánchez Reséndiz consideró que se está presentando una mala cara a las inversiones en momentos en los que el estado y el país más requieren de la generación de empleos y de riqueza, cuando la competencia por la atracción de capital productivo es cada vez más reñida en el mundo, dado el colapso de las economías a nivel internacional. 

Consideró que la determinación para que el proyecto de construcción de la planta de fertilizantes se cristalice lleva un marcado retraso, lo que pone en peligro una inversión que prácticamente ya tiene autorizada la banca alemana y un sindicato de bancos internacionales, de acuerdo a información que ha dado a conocer la empresa GPO.

Sin embargo, dicha inversión, dijo, está en riesgo por la falta de decisión de las autoridades en dar luz verde al proyecto, el cual, en su opinión, ha demostrado su viabilidad y la sustentabilidad necesarias al cumplir con normas internacionales en materia de seguridad y cuidado del medio ambiente. 

El dirigente pesquero recordó que él fue, junto con un grupo de cooperativistas, de los que inicialmente se oponían a la instalación de la planta de fertilizantes de Gas y Petroquímica de Occidente, al considerar que era un peligro para la bahía. 

Sin embargo, explicó que una vez que conocieron a fondo el proyecto, revisaron la información disponible del mismo y corroborar de manera presencial en algunas de las plantas que la empresa Proman opera en Trinidad y Tobago, tomaron la decisión de apoyar el proyecto, porque lejos de poner en riesgo el ecosistema y las zonas de pesca, contribuyen, de acuerdo a esa experiencia, al desarrollo pesquero. 

José Juan Sánchez recordó que aquí existe una sobreexplotación del esfuerzo pesquero dado que es la alternativa que el sector tiene más a la mano ante la falta de oportunidades de empleo. Eso ha provocado, dijo, una severa disminución año con año de la producción de especies comerciales y, con ello, los ingresos de los cooperativistas. 

Por esa razón, reiteró su apoyo al proyecto de la planta de fertilizantes, con el propósito de que haya generación de empleo y se abran nuevas oportunidades de ocupación para los habitantes de la zona en el sector industrial, y con la llegada de nuevas inversiones y mejores fuentes de ocupación.