buscar noticiasbuscar noticias

Gimnasios convencionales excluyen a personas con discapacidad

Los gimnasios convencionales no cuentan con espacios especializados para quien posee algún tipo de discapacidad.

Gimnasios convencionales excluyen a personas con discapacidad

La cultura de la vida fitness ha tomado fuerza en los últimos años; esto se ve reflejado por la apertura de decenas de gimnasios en lo ancho y largo del municipio de Ahome, principalmente, en la ciudad de Los Mochis.

En determinado momento, la mayoría de los ahomenses han tenido un encuentro cercano con algún gimnasio de la región, aunque este encuentro solamente haya sido de un día.

Sin embargo, existe un grupo que, aunque quisiera adentrarse al mundo de la vida fitness, le es muy difícil lograrlo, pues no existen ni los espacios, ni el equipamiento necesario, para que se ejerciten: se trata de las personas con discapacidad.

imagen-cuerpo

En el municipio de Ahome, existen poco más de 65 mil personas con algún tipo de discapacidad, esto de acuerdo con el último censo, dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

Dentro del censo, se contempla todo tipo de discapacidad, a decir, física, intelectual, mental, psicosocial, múltiple, sensorial, auditiva y visual.

Este grupo, que representa el 16.5 por ciento de la población, no cuenta con los espacios más mínimos, para practicar el deporte o alguna disciplina que ayude a fortalecer su estado físico, mediante rutinas de ejercicio.

Para Adoniram Abimelec Castro López, un joven sin un brazo y originario del Ejido 9 de Diciembre, hacer ejercicio en un gimnasio convencional se vuelve todo un reto, pues tiene que buscar la manera de adaptarse a los aparatos que ahí existen, ya que ninguno en el municipio cuenta con equipamiento especializado.

imagen-cuerpo

«La verdad, es que no están bien equipados, están hechos para la gente convencional y eso hace que, pues quedemos sedentarios y no hagamos nada, en realidad no podemos utilizar los aparatos. En mi caso, hay aparatos que se usan con dos manos y batallo para hacerlos, entonces, me veo en la necesidad de no hacer nada, por lo mismo, quisiera que hubiera gimnasios que se pudieran adaptar a personas con discapacidad, ese es mi caso, pero hay personas que son paraliticas, que tienen parálisis cerebral, que es diferente su discapacidad y eso limita a quedarse ellos sin hacer ningún ejercicio», señaló.

En ese sentido, el atleta de 28 años de edad, especializado en atletismo, lanzó un exhorto no solamente a las autoridades de gobierno, sino a los propios empresarios de la región, para que dentro de sus proyectos de este tipo de negocios, también se contemplen espacios, para las personas que cuentan con algún tipo de discapacidad.

Adoniram Castro enfatizó que hacer ejercicio no es solamente para mantener una buena apariencia, sino sobre todo, para mantenerse sano, por lo que con la falta de espacios, se obliga de manera indirecta a las personas con discapacidad a vivir en el sedentarismo y ser más propensos a las enfermedades.

imagen-cuerpo

Por su parte, Carlos Martín Valenzuela Navarro, director del Instituto para la Inclusión y Desarrollo de las Personas con Discapacidad del Municipio de Ahome (IMDIS), aceptó que hay nulos espacios especializados para que las personas con discapacidad hagan ejercicio en los gimnasios convencionales.

Sin embargo, puntualizó que ante estas dificultades, debe haber iniciativa de los propios discapacitados.

«Es un tema de que las personas tomen iniciativa y comiencen a hacer deporte, porque, mira, vamos a adaptar gimnasios, pero no vamos a tener quién los use, yo creo que aquí lo más importante es crear la cultura del deporte. Tenemos que trabajar para que la cultura del deporte sea esencial en todas las personas, sea que tenga o no discapacidad, por ahí tendríamos que empezar», comentó.

En ese sentido, compartió que no se trata de crear nuevos espacios especializados para las personas con discapacidad, sino que las personas con discapacidad se animen a ir a los gimnasios que ya existen a hacer suyos los espacios.

imagen-cuerpo

«El máximo de la inclusión, no es generar espacios especializados para la discapacidad, la búsqueda de la inclusión es que todos participamos de manera activa en lo que ya está, no podemos ir por la vida creando como que una colonia, un gimnasio, no, los mismos espacios que ya existen se deben de ir acondicionando de manera progresiva», indicó.

Finalmente, Carlos Valenzuela, quien también tiene una discapacidad visual, añadió que, en el caso del Ayuntamiento de Ahome, existen proyectos para adaptar espacios en las deportivas ya construidas, pero que en tanto esto sucede, tocará al grupo de discapacitados tomar la iniciativa, para demandar cada vez más espacios.

Tal vez te podría interesar leer: