Icono Sección

Sinaloa | Centro

La narcocultura, un fenómeno normalizado en Sinaloa que ha impactado en su sociedad

La narco cultura, que se refleja desde las botas y el sombrero, hasta «tirar charola», se ha apoderado de Sinaloa..

Brandon Sainz
26/10/22

La narcocultura, un fenómeno normalizado en Sinaloa que ha impactado en su sociedad

FOTO: Luz Noticias | Archivo.

La presencia del narcotráfico en Sinaloa ha impactado notablemente en las personas, desde pequeños crecemos y vivimos en un ambiente rodeado de balas, narcocorridos, y violencia, en donde los presuntos delincuentes, hoy en día, ya ni a un niño saben respetar.

Gran parte de los jóvenes de hoy ya no son autónomos e independientes, son como piezas de ajedrez que juegan a entender el mundo e imitar a la sociedad. 

De pronto vas por una avenida y observas a los muchachos que se encuentran arriba de sus motocicletas, y las chicas los miran con aquellos ojos brillantes y una sonrisa en su rostro, y por si fuera poco, se sonrojan

Imagen Placeholder

Son los famosos «punteros» o «halcones», aquellos que realizan actividades intrépidas por hacerse a la idea de que son parte de algo, aspirando o imaginando que llegar a ser un reconocido narcotraficante lo es todo. 

Y, por su parte, las chicas que tanto anhelan ser la novia de ese famoso criminal

La capital sinaloense lamentablemente se ha visto envuelta en temas de violencia, y basta con recordar el famoso «Culiacanazo» para hacerse una idea; definitivamente los ojos del mundo estuvieron en la ciudad, aunque acá, en Culiacán, hay cultura hasta «Pa’ tirar parriba».

E municipio siempre es visto como tierra de narcos o tierra de gente mala, ante la mirada de los demás estados de la República Mexicana. En cualquier lugar del país te clasifican por ser sinaloense.

Aunque en todos los estados hay un porcentaje de violencia, a Sinaloa lo ven como una de las cunas generadoras de conflictos; sin embargo, hay que reconocer que somos más los buenos, la gente que se levanta temprano para trabajar y llevar el sustento a casa, los que cuidan la naturaleza y a su comunidad.

Solo basta con voltear a ver el famoso Puente Negro, La Catedral, La Lomita, los ríos y todos los lugares maravillosos que por hay, y uno u otro que se me escapa, pero que por supuesto, todos llevan impreso el talento de los culiacanenses.  

Imagen Placeholder

La constante influencia del narco

Ahora, hablemos de cómo la presencia del narcotráfico en la vida cotidiana, ha tenido influencia en el habla de la región.

Desde palabras como «fierro», «ensillado», «no sabes quien soy», «somos gente», y muchas más frases que engloban este narco lenguaje, son solo algunas que están de moda en Sinaloa y que se utilizan para reflejar que una determinada persona que tiene poder por encima de alguien, o que conceptualiza a alguien con rango de poder. 

Incluso, la moda y la vestimenta cambian dentro de este entorno, no solo las botas y el sombrero son accesorios que antes reflejaban a trabajadores del campo, o vaqueros, sino que ahora los que asemejan a las personas que se dedican a actividades ilícitas.

También en el presente hay otro estilo que va desde el uso de camisas de marca, relojes de oro, bolsas o mariqueras camuflajeadas; artículos que los jóvenes imitan para entrar en un círculo en el cual, con eso, ya tienes un espacio de respeto o, cómo le llaman ahora, una persona «bélica». 

Imagen Placeholder

Algo curioso es que la mayoría de las familias sinaloenses dicen tener, o conocer, a un amigo que trabaja «chueco».

Y además, un gran porcentaje de familias adquieren dinero del narcotráfico de manera directa o indirecta.

¿Te suena? ¿Es cierto o falso? Se los dejo a su criterio. 

Todo esto es un tema que genera una gran controversia, pero… ¿Realmente algún día podría acabarse esta narco cultura?

La realidad es que todo este fenómeno viene desde que crecemos en casa, los valores que nos inculcan en el hogar, y las personas con las que te rodeas, aunque en algunos casos, la educación no basta, pues los jóvenes están llenos de curiosidad, y en un ligero descuido, ya están del otro lado.

Esta historia continuará…

Tal vez te interese leer:

Te puede interesar:

×