buscar noticiasbuscar noticias

Paramédicos celebran su día, pero recuerdan a los que el covid les arrebató sus sueños

>Los socorristas del año son: Jesús González y Diego Gutiérrez.

La vocación de servir y poner en riesgo su vida por salvar la de los demás, es un don que no cualquiera trae en la sangre, estas cualidades distinguen a los paramédicos de Cruz Roja, quien hoy 24 de junio celebran su día internacional como siempre: ayudando a los demás.

La Cruz Roja delegación Los Mochis, como todos los años conmemora el Día Internacional del Paramédico y en esta ocasión galardonaron y reconocieron a Jesús Antonio González Rivera y Diego Guadalupe Gutiérrez Loera como socorristas del año, quienes los 365 días salen al auxilio de las personas que así lo requieren.

Paramédicos celebran su día, pero recuerdan a los que el covid les arrebató sus sueños

Narciso García Rosas, Presidente del Patronato de Cruz Roja, señaló que durante dos años no se festejó a los paramédicos por motivo de pandemia, situación que le arrancó la vida a tres socorristas que perdieron la batalla frente al covid.

imagen-cuerpo

«La idea es que ellos el día de hoy festejarlos porque se lo merecen, pero no habíamos podido tener un momento de convivencia con ellos, tenemos algunos compañeros que quedaron en el camino, que perdieron la vida dando el servicio a la institución y por eso lo hacemos aquí el acto cívico frente a donde están nuestros compañeros caídos, fueron uno o dos personas en servicio y otra persona que era jubilado, que era veterano», asentó.

Durante el emotivo evento que se realizó en la explanada de Cruz Roja se anunció que la delegación Los Mochis adquirió otra ambulancia, la cual se suma para prestar un mejor servicio a la población que así lo requiera.

Presidente del Patronato de Cruz Roja indicó que la institución está abierta y está en espera de jóvenes que les interese ingresar a su filas y se preparen para ser paramédicos y salvar más vidas.

Cabe señalar que los paramédicos celebrarán durante todo el día, con misa de acción de gracias, desfile y una piscinada, pero siempre con guardias para estar al pendiente de lo que requiera la población.