buscar noticiasbuscar noticias

Alivia a los armadores la certificación del camarón

>Arriba del 50 por ciento de la flota camaronera podría no continuar la pesca por bajas capturas y alto precio del diésel marino.

Aun y cuando la certificación del camarón silvestre abrió la puerta a la exportación a Estados Unidos, las bajas capturas  en altamar obligarán a que más embarcaciones no salgan a un segundo viaje de capturas.

En esta temporada sólo el 50 por ciento de la flota se echó al mar, el resto está amarrada al muelle por incosteable, y se estima que paren más barcos una vez concluido el primer viaje de captura a finales de octubre.

Alivia a los armadores la certificación del camarón

El "coco" de los armadores es el precio del diésel marino, que sobre pasa los 21 pesos y que requieren hasta un millón de pesos para abastecer a una embarcación para un segundo viaje, según el dato de la Unión de Armadores del Litoral del Pacífico que preside Jesús Omar Lizárraga Manjarrez, quien no negó que el levantamiento del embargo sea bueno y vaya a generar los recursos para continuar con la zafra.

«Es una buena noticia, poder volver a incursionar con nuestro producto en el mercado americano y poder dispersarlo la mayor rapidez posible y poder venderlo»

La buena noticia de la recuperación de la certificación es opacada por los reportes de bajas capturas que trae la flota camaronera, de lo que depende el volumen de producción a exportar y las ganancias para el sector pesquero.

Con el resguardo y ponchadura de barcos estimó que hay inventario de camarón en las congeladoras que ya podrá exportarse a Estados Unidos y  generar la oportunidad de un segundo viaje de capturas para algunas embarcaciones, pero existe el riesgo de que muchas más ya no salgan a pescar.