No son buenos los resultados en disminución de delitos, reconoce AMLO

País-Mundo

Ciudad de México.– Al reconocer que no son buenos los resultados obtenidos en materia de seguridad, el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó el compromiso de su gobierno para pacificar al país y dijo que ello se logrará debido al trabajo coordinado de toda la administración.

"Aunque todavía tenemos que trabajar mucho, porque no son buenos los resultados en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva en el país y que está atendiéndose el problema, pero constituye nuestro principal desafío, yo soy un hombre de desafíos, de retos y soy perseverante, y por eso puedo decir que estoy seguro que vamos a lograr serenar al país, se va a pacificar México. Eso es un compromiso".

Al rendir su Primer Informe de Gobierno en Palacio Nacional, indicó que la disminución de los índices delictivos se logrará con el trabajo coordinado de todo el gobierno, "como lo estamos haciendo, cerrando filas todos juntos".

Indicó que esta disminución se logrará no permitiendo el contubernio de la delincuencia con la autoridad. "Cero impunidad, separando muy bien, marcando la línea, la frontera, por un lado la delincuencia y por otro lado la autoridad, nada de mezclar delincuencia con autoridad".

En este marco, sentenció que "quien se meta a proteger a delincuentes va a ir a la cárcel sin derecho a fianza. Ya no hay influyentismo. Vamos a conseguir que haya tranquilidad y paz con honestidad y sobre todo con acciones guiadas por el principio de que la paz es fruto de la justicia".

El mandatario federal resaltó que desde el pasado 1 de diciembre emprendió un cambio de paradigma en materia de seguridad nacional y de seguridad pública, al atender las causas que originan la violencia.

Ello, dado que entre 2006 y 2018, los gobernantes pretendieron resolver la inseguridad y la violencia delictiva mediante acciones de fuerza militar y policial, cuyo resultado fue "catastrófico" y dejó un saldo "pavoroso" de muertos, desaparecidos, lesionados y una crisis de derechos humanos.

Además, una descomposición institucional sin precedentes y un gravísimo daño al tejido social. "Todavía padecemos de inseguridad y de violencia, considero que por la mala estrategia que se aplicó desde el principio".

En sus más de 90 minutos de mensaje, López Obrador refirió que ya se cuenta con un mando único coordinado en materia de seguridad pública y que el Gabinete de Seguridad sesiona todos los días en Palacio Nacional, además este modelo se replica a escala estatal y regional con la participación de representantes del gobierno federal y de los ejecutivos estatales.

"Con la convicción de que la violencia engendra más violencia, y tomando en cuenta el justificado reclamo ciudadano por la inseguridad, el actual gobierno decidió cambiar las medidas de guerra por una política integral, de justicia, paz y seguridad ciudadana", precisó.

Recordó que la Guardia Nacional ha desplegado ya a 58 mil 600 elementos que actúan en 150 coordinaciones territoriales del país y que la meta es llegar a 140 mil elementos en 266 coordinaciones en todas las regiones de México.

El presidente López Obrador refirió que la nueva estrategia en materia de seguridad pública consiste en no tolerar la tortura, ni ninguna otra violación a los derechos humanos. "Estamos dedicando tiempo y recursos a la búsqueda de desaparecidos por la violencia".

"No descansaremos, estamos trabajando todos los días, haciendo todo lo que humanamente es posible, hasta saber el paradero de los jóvenes de Ayotzinapa", indicó.

Además, 337 periodistas cuentan con protección especial, así como 639 defensores de derechos humanos. En tanto que se han puesto en libertad a 45 presos políticos.