buscar noticiasbuscar noticias

¿Qué hacer si un policía de tránsito te detiene?

El conductor tiene derechos que el agente no puede violentar.

¿Qué hacer si un policía de tránsito te detiene?

A todos nos ha tocado ser detenidos por un agente de tránsito en algún momento en que manejamos.

De hecho, las probabilidades de esta detención se incrementan a finales de año, por el aumento del tráfico vehicular.

Es por ello que a continuación te decimos cómo debes actuar o qué debes hacer, para librarte lo mejor posible del agente.

Y no, no se trata de darle un billete cuando se acerca a saludarte, pues eso contribuye a que los tránsitos sean corruptos, sino a evitar ser timado, por agentes que intimidan a los conductores, para obtener una «mordida».

imagen-cuerpo

¿Qué hacer si un tránsito me pide que me detenga?

  • Para el vehículo en un lugar seguro lo más pronto posible; si es de noche, busca una zona bien iluminada.
  • Apaga el auto, enciende la luz interior, abre la ventana un poco y coloca las manos sobre el volante sin hacer movimientos que pudieran parecer sospechosos.
  • Si te lo solicitan, muestra a la policía tu licencia de conducir, registro y seguro vehicular.
  • No salgas del vehículo a menos que se te indique hacerlo.  

¿Cuáles son tus derechos durante una detención de tránsito?

  • Si un policía te pide registrar el interior de tu auto, puedes negarte. Sin embargo, si la policía cree que su auto contiene evidencia de un crimen, puede registrarlo sin tu permiso.
  • Tanto los conductores como los pasajeros tienen derecho a permanecer en silencio.
  • Si tú eres un pasajero, puedes preguntar si eres libre de irte. Si el oficial dice que sí, permanece sentado en silencio o retírate con calma. Si el oficial dice que no, tienes derecho a permanecer en silencio.

Evita ser detenido por las autoridades, ¡respeta las leyes de tránsito! Te recomendamos:

  • Llevar siempre tu licencia de conducir o una identificación con fotografía.
  • Tener a la mano tu seguro vehicular.
  • Abrochar tu cinturón de seguridad y pedir a quienes vayan contigo que lo hagan también.
  • Respetar los límites de velocidad.
  • Revisar que las luces de tu vehículo y las direccionales funcionen correctamente.
  • Respetar los señalamientos de vialidad, cruces peatonales y zonas escolares.
  • Revisa que tus placas estén vigentes.
  • Paga tus multas. 
  • Si consumes bebidas alcohólicas, no manejes.  
imagen-cuerpo

Si cumples de manera correcta con estas recomendaciones, sería muy raro o extraño que un agente de tránsito tenga motivos para detenerte o, bien, intervenir tu unidad, por lo que no debes tener mayor problema para transitar por las calles de donde quiera que andes.