buscar noticiasbuscar noticias

Trabajadoras sexuales exigen respeto a su labor en la Ciudad de México

>Unas 15 mil 200 trabajadoras sexuales han sido hostigadas y agredidas para dejar las calles donde, alegan, tienen derecho a trabajar.

Decenas de trabajadoras sexuales se manifestaron este lunes en el centro de la Ciudad de México para exigir que las autoridades que las dejen trabajar y exigieron un alto a la discriminación de la que han sido víctimas durante la pandemia.

«Lo que pedimos es que se atiendan los casos de violencia contra las mujeres por parte de vendedores ambulantes que no están dejando trabajar a estas mujeres en la zona de La Merced (barrio en el centro de la Ciudad de México», dijo Arlen Palestina, representante legal de Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer «Elisa Martínez».

Trabajadoras sexuales exigen respeto a su labor en la Ciudad de México

La defensora reclamó que unas 15 mil 200 trabajadoras sexuales han sido hostigadas y agredidas para dejar las calles «en donde tienen el derecho de trabajar».

Además de que en la alcaldía Cuauhtémoc han sido discriminadas en los hoteles de la zona pues les niegan la renta de habitaciones, se las dan a un costo mayor, les niegan el uso de gel antibacterial y les venden los condones que reparte gratuitamente la Secretaría de Salud.

La mujer denunció también que las autoridades cerraron varios hoteles en la zona centro bajo el argumento de que encontraron casos de trata de personas, incluyendo menores de edad.

«Ellas están en contra de esas prácticas. Todas laboran de manera independiente y voluntaria», aclaró.

imagen-cuerpo

PANDEMIA HA AGRAVADO SU SITUACIÓN

Palestina explicó que el problema de las trabajadoras sexuales se ha agudizado especialmente con la pandemia por covid-19, pues a raíz de la crisis sanitaria se duplicó el número de mujeres que trabajan en la calle.

«El 100 por ciento del trabajo sexual está en las calles lo cual complica la situación», puntualizó.

Dijo que debido a la pandemia, el 40 por ciento de las mujeres que se había retirado del trabajo sexual tuvo que regresar y anunció que, de no resolverse la situación, seguirán con este tipo de movilizaciones.

«Creemos que estas mujeres están viviendo fuertes actos de discriminación y de no reconocimiento a sus derechos. Vamos a seguir saliendo a las calles y pediremos que el Gobierno intervenga en el conflicto, porque todos tenemos derecho a trabajar en la calle y a coexistir», concluyó.