Hoteleros de Los Mochis piden prórroga

Sinaloa

Los Mochis, Sin.- Hoteles de Los Mochis se niegan a cerrar sus puertas, aseguran que se apegan al decreto emitido el 24 de marzo, en donde se reconoce a la actividad hotelera como esencial para el país, y exhortan al Gobierno del Estado de Sinaloa a reconsiderar este mandato.

El empresario hotelero, Roberto Balderrama, explicó que no es lo mismo un hotel de Mazatlán, para turismo de playa, que un hotel de Los Mochis, dedicado a los negocios y servicios para las personas que deben continuar con actividades esenciales fuera de casa. 

"Nos tomó por sorpresa, estábamos nosotros en la conciencia del decreto que salió en el DOF, la Hotelería era declarada actividad importante y prioritaria, es un soporte logístico para todas las actividades, cerrar hoteles tiene impacto incuantificable".

¿Ustedes están pidiendo no cerrar?

"Sí", afirmó. 

Por su parte, Cielo María Álvarez Montreal, Vicepresidente de Turismo de Canaco en Los Mochis, añadió que los hoteles y moteles ya recibieron la orden de cerrar, hasta el momento 6 abrieron, esto a pesar de que ya se estaban tomando todas las medidas de sanitización y prevención.

"Estamos esperando una respuesta del Gobierno del Estado a esta solicitud que hicimos, nos afecta muchísimo, independientemente del sector, nos impacta con nuestros clientes, hay algunos que están por más de un mes, nos están hablando que si que van hacer con ellos, vienen a trabajar, estamos pidiendo prórroga, no es lo mismo un hotel de Los Mochis, la gente viene a trabajar", explicó. 

En una carta que se envió al Gobernador de Sinaloa  los hoteles del norte de Sinaloa se comprometen a mantener los lineamientos marcados por las autoridades de salud, si les permiten mantenerse en servicio. 

1. No realizar ninguna actividad en salones o espacios cerrados 

2. Ninguna reunión de más de 5 personas 

3. Revisión y cuestionario de huéspedes de nuevo ingreso 

4. Mantener canal abierto de comunicación con  las autoridades de salud para nuevas disposiciones 

5. Observar rigurosamente  todas las recomendaciones emitidas por las autoridades de salud.