buscar noticiasbuscar noticias

Justicia para la maestra Fabiola, es la exigencia que hace la sociedad mochitense

> Era muy noble, cariñosa y amaba a sus alumnos, fueron las palabras de sus compañeros de la zona 039 de Educación Primaria Estatal.

Indignación, coraje y exigencias de justicia para Fabiola Vianey, son las palabras que saturan las redes sociales, a 24 horas que encontraron muerta a la joven maestra.

Familiares, amigos, compañeros de trabajo y la sociedad en general están consternados por el asesinato de la joven de 27 años y que provocó que la ciudadanía este al pendiente de su caso.

Justicia para la maestra Fabiola, es la exigencia que hace la sociedad mochitense

Desde el viernes 17 de junio por la noche las redes sociales, como Facebook, instagram y WhatsApp, se saturaron con su fotografía con el fin de encontrarla, pero este sábado se dio con ella de la manera que no se quería.

Su historia

La joven mochitense era maestra de la escuela primaria vespertina Aquiles Serdán, que se ubica en la comunidad de Alfonso G. Calderón, en Sinaloa Municipio, desde donde también se pide justicia.

«Era un ángel, ella desde que llegaba lo hacía con una sonrisa, siempre fue muy amable, simpática y siempre tratando de ayudar a quien conocía, su gran pasión: ser maestra, le arrebataron sus sueños», opinaron algunos de sus seres queridos.

Sus amigas la califican como una joven noble, simpática, amorosa, entregada a su hijo y sus alumnos y una joven super fitness.

«Ella, a donde llegaba, saludaba, era muy noble, simpática y deportista, sus alumnos la adoraban».

Teresa Cota, una de sus tantas mejores amigas, narró para Luz Noticias que Fabiola Vianey hizo exámen magisterial y ganó su plaza de maestra en el 2018 en una escuela de la sierra de Bacubirito, Sinaloa, donde se ganó el cariño y admiración de la población.

«Ella se fue a vivir conmigo a la sierra, allá ella estaba encantada con sus alumnos, después de clases le gustaba caminar en la sierra, siempre estaba activa y sus alumnos si ocupaban algo ella siempre estaba con ellos».

Fabiola era conocida por ser muy activa, y otra de sus pasiones era el baile, ella trabajaba para el Centro de Iniciación Artística, en Los Mochis, donde prestaba sus servicios y dónde también hizo grandes compañeros.

Al tiempo Fabiola recibió su cambio a Guasave, donde hoy, en la comunidad de la zona 039 de Educación Primaria Estatal, se llora su partida y sobretodo se pide justicia.

Según sus amigas, sus últimas palabras, fueron que su vida era perfecta y era muy feliz en lo personal y profesional.

En agosto cumpliría 28 años y para festejarlo, tenía planes de un viaje

«Me quedo con Dios porque ahí están las sonrisas ilógicas, el amor infinito y la paz inevitable», fue una de las últimas frases que publicó Fabiola en su red social de Facebook.

Vuela alto querida maestra...