buscar noticiasbuscar noticias

Tránsitos retiran más de 30 vehículos mal estacionados en hospitales de Los Mochis

>También suman más de 500 las unidades que han retirado de la vía pública que obstruyen banquetas, o que son chatarra.

Más de 30 vehículos han sido infraccionados por estacionarse en espacios prohibidos, del pasado viernes a la fecha, principalmente afuera de clínicas y hospitales de Los Mochis, de donde recientemente solicitaron orden al exterior.

El director de Tránsito de Ahorme, José Alfredo Gutierrez Rivera, comentó que no se trata de un programa en específico, sino que se da cumplimiento a las responsabilidades viales con el fin de hacer valer la ley de movilidad sustentable.

Tránsitos retiran más de 30 vehículos mal estacionados en hospitales de Los Mochis

Detalló que se han registrado casos en los que solo se les amonesta verbalmente, pero si la grúa va exclusivamente por un vehículo, y llega el propietario, se podría hacer la excepción y no llevarlo al «corralón», pero aún así el propietario debe pagar el banderazo de la grúa con un valor de 600 pesos.

imagen-cuerpo

«Es solo estar pendientes de la movilidad, despeje de las vías públicas, respeto de los señalamientos, de las áreas exclusivas para personas con capacidades diferentes, de las zonas peatonales, porque en el seguro la gente donde mira un espacio se estaciona aunque no esté permitido. Me tocó hasta vehículos en el camellón, del lazo izquierdo y otros arriba del camellón» dijo el jefe de tránsito.

Con relación a los vehículos que son retirados de las vialidades por estar en estado de abandono y que daban mala imagen a la ciudad, así como unidades que obstruyen banquetas y cocheras, ya se superó la cifra de 500 vehículos, del mes de noviembre a la fecha, de los cuales alrededor de 215 fueron llevados a la pensión municipal y solo 80 han sido recuperados por sus propietarios.

imagen-cuerpo

Gutierrez Rivera comentó que en algunos casos los propietarios los sacan del «corralón» y los ponen de nuevo, pero como siguen «estorbando» ya no se les notifica, sino que llega la grúa y se los lleva directamente.