Regreso a clases: Tips para invertir bien en tecnología

Tecnología

Ciudad de México.- Luego de unas vacaciones de verano, varios alumnos ya se encuentran de regreso a las aulas y otros más están en espera de volver al colegio, por lo que es indispensable pensar en el uso de la tecnología para realizar mejor las tareas.

La incorporación de la tecnología para facilitar ciertos procesos de aprendizaje es cada vez más importante en todos los niveles de educación. Si este ciclo escolar piensas invertir en una laptop, tablet o equipo móvil, considera estas recomendaciones.

Piensa en tu comodidad

Frecuentemente se recomienda que todo dispositivo que usen los niños de primaria sea vigilado por un adulto. Así que puedes pensar esta inversión en función de tu comodidad, pues serás tú quien ayudará en casa a buscar información, realizar tareas o imprimir documentos.

Las tablets son ideales en los primeros años escolares

Como entrenamiento antes de adquirir otro dispositivo más complejo (laptop), los diferentes tipos de tablets están pensadas para ser prácticas en términos de uso y fáciles de transportar, aspecto por la cual suelen ser más accesibles en costos.

Laptops: inversión a largo plazo

Una buena laptop puede acompañar a tus hijos gran parte de su vida escolar. Por ello, es indispensable preferir que si resulte cómoda, intuitiva, práctica y segura en los siguientes aspectos:

Pantalla: prefiere equipos antirreflejantes con bordes delgados, así evitarás el cansancio visual y, por otro lado, permitirás un panorama más amplio, sumamente útil al momento de realizar ensayos, tareas o ver documentales.

Rendimiento: busca un buen procesador y memoria que permitan trabajar sobre varios archivos abiertos simultáneamente sin que la experiencia de tus hijos deje de ser práctica. Por lo mismo, es preferible que la duración de la batería del equipo sea de 10 horas, en promedio.

Usa el celular responsablemente

Es indiscutible el beneficio que puede traer un teléfono móvil a la vida diaria, desde consultar información a la velocidad de un clic, hasta instalar apps para aprender otros idiomas o hacer la despensa del mes.

Pero cuando se trata de niños, se recomienda que los dispositivos móviles se faciliten sólo a partir de los 14 años de edad.

Si consideras necesario que tu niño cuente con este artículo un poquito antes, puedes establecer medidas de seguridad dentro del propio teléfono (filtro parental) y en su uso, por ejemplo, prohibirlo en la mesa, limitar su uso a unas horas al día, y apagarlo una hora antes de irse a dormir.