Padres de familia no deben ser omisos en el cuidado de sus hijos

Sinaloa

Culiacán, Sin.- No brindar atención a la salud de los niños o adolescentes cuando es necesario y de manera oportuna, es un delito llamado omisión de cuidados el cual es más común de lo que parece, advirtió el especialista en materia jurídica, Juan Bautista Lugo Corrales. 

El delegado en Sinaloa del Instituto Mexicano del Amparo, dijo que, las faltas constantes a la escuela, la extrema desatención de los padres, accidentes por falta de precaución, la falta de aseo, no proporcionarles el alimento básico, o incluso una alimentación adecuada, dejarlos solos, aunque sea por momentos breves, o bien, dejarlos a cargo de otros menores de edad, también constituyen dicho delito.

Lamentó casos como el ocurrido en Torreón, por el cual, el abuelo del niño enfrenta cargos precisamente por omisión de cuidados, por lo que dijo, debe evitarse a toda costa incurrir en estas prácticas que, con el paso del tiempo provocan daños irreparables.

"Todo eso se debe precisamente a la falta de una guía pues, de un apoyo del núcleo familiar, es decir, del padre y la madre pues, que no están al tanto, al cuidado de sus hijos, ¿qué es lo que están haciendo?, ¿están yendo a la escuela?; se hace un llamado a los padres de familia y desde luego a las autoridades educativas competentes para que hagan su trabajo también cuando vean a un niño en el aula que tiene problemas para que inmediatamente intervengan pues", mencionó. 

Lugo Corrales lamentó casos como el ocurrido en una preparatoria de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y el de jóvenes en El Rosario, lo cual dijo, es muestra de lo dañado que está el tejido social y de como los jóvenes buscan la validación entre sus amigos incurriendo en este tipo de acciones que por desgracia consideran arriesgadas y por ende heroicas. 

Insistió en el llamado a padres de familia a poner atención a esas señales, ello antes de que sea demasiado tarde y vuelva a repetirse otra tragedia.