"Home office" implica algunos riesgos para las empresas

Sinaloa

Culiacán, Sin.- Con la propagación del coronavirus "Covid-19" como pandemia mundial, millones de personas se están viendo obligados a romper con la cotidianidad de sus vidas y buscar alternativas como el home office para continuar sus labores. 

Con ello, computadoras, teléfonos celulares, tabletas electrónicas, pero sobre todo el internet y aplicaciones que utilizan éste para funcionar, son hoy artículos y servicios de primera necesidad. 

En medio de esta pandemia que ya cobró la vida de cerca de 30 mil personas, el home office también conocido como trabajo en casa, plantea retos y desafíos. 

Hoy en día la oficina física ya no es imprescindible y ésta puede acompañar al trabajador a todas partes mediante el uso de dispositivos electrónicos. Mientras las calles comienzan a quedar vacías, el tráfico virtual aumenta, oficinas realizan su trabajo a distancia, pero también médicos, psicólogos y hasta psiquiatras dan consulta por videoconferencia, sin embargo, existen algunos riesgos que las empresas deben valorar cuando se manda a los trabajadores a laborar desde casa, advirtió el especialista en tecnología Juan de Ávila. 

"Hay que tener muchas precauciones porque no es lo mismo estar conectado a una red interna de una impresa que tiene un firewall y sistemas de seguridad avanzados a estar trabajando desde tu casa y estar trabajando de una red de internet básica que carece de muchos elementos de seguridad, no podemos descartar la posibilidad de que hay un grupo de hackers y están auditando las redes sabiendo que hay una vulnerabilidad", resaltó.  

Advirtió que los empleados de bancos o quienes manejan transferencias de dinero son quienes más precauciones deben tener y buscar la asesoría del personal especializado de la propia empresa para evitar ser vulnerables. 

Dijo además que la empresa debe tener pautas claras en la política de trabajo en casa, ya que no poner atención a los detalles puede tener consecuencias graves, especialmente si los colaboradores no son supervisados de manera adecuada o aspectos de su hogar no se ajustan a las normas.  

Con base a lo anterior, algunos consejos para hacer home office son: establecer horarios, disponer de un espacio físico para oficina en casa; informar a la familia y amigos que no se estará disponible a pesar de que físicamente compartan un espacio.