Proyectan un Emilio Ibarra seguro y cómodo para la afición

Deportes

Los Mochis, Sin.- Un estadio de altura, moderno, que cumpla con los lineamientos que exigen las ligas y sobre todo cómodo para la afición, será la nueva casa de los Cañeros de Los Mochis, anunció Joaquín Vega Inzunza.

En conferencia de prensa, el presidente del Club Cañeros, reveló detalles del proyecto de lo que será el nuevo Emilio Ibarra Almada, que tendrá una inversión de casi 300 millones de pesos y cuya licitación se espera salga en los próximos días, tras el anuncio del Gobernador Quirino Ordaz Coppel.

"Lo que sabemos es que iba a salir la licitación de la primera etapa el lunes; Los Mochis, siendo la ciudad que más peloteros profesionales produce, requiere un estadio que permita tener una opción ya en las nuevas demandas y lineamientos de las diferentes ligas, inclusive la del Pacífico, donde a cada rato nos hacen observaciones respecto a nuestro estadio", señaló.

Vega Inzunza adelantó que gran parte del actual estadio será demolido para dar paso a obras de remodelación, pero respetando también parte de su infraestructura.

"Hay una serie de cosas que es más barato tumbar que remodelar, se intentaron hacer muchos esfuerzos en la planeación por tratar de rescatar lo más que se pudiera del Emilio Ibarra actualmente, lo que parece ser que se queda son los laterales de esa parte y se reconstruye el resto", comentó.

El presidente de Cañeros consideró que las obras se tienen que terminar antes del inicio de la próxima temporada, por lo menos la primera etapa, aunque con la segunda podrían "chocar" con el inicio de la siguiente campaña.

"Sí se puede empalmar con la próxima temporada, sí va a causar algunas molestias pero nada que impida el desarrollo normal de la temporada", recalcó.

"Desaparece la explanada, de la zona comercial, por eso hablan con una similitud con el estadio de Culiacán, aquí en el proyecto queda en el medio, un pasillo comercial, tiene dos secciones de cabinas y butacas, además la fachada, que cubre la parte central".

Joaquín Vega Inzunza reveló que sin duda será un estadio a la altura de los que se han construido en otras sedes de la Liga Mexicana del Pacífico, pero sobre todo seguro y cómodo para el aficionado.

"El recurso es de todos, no lo voy a administrar, no lo voy a poner, es una inversión pública y es para disfrute y seguridad de los aficionados, a nosotros nos va a tocar mantenerlo y mejorarlo", asentó.

El directivo recalcó que se mantendrá el costo de los boletos, pero que habrá nuevas locaciones que probablemente la tarifa sea mayor.

 

 

 


Banner