Consideran cambio climático más grave que el terrorismo

País-Mundo

Bruselas.- Superando al terrorismo internacional, 93 por ciento de los ciudadanos europeos ve el cambio climático como un "grave problema" en el mundo, ante el cual se debe ser más ambicioso en la toma de medidas para contrarrestarlo.

Los ciudadanos de los países miembros de la Unión Europea (UE), en su gran mayoría, estiman que el cambio climático ha superado al terrorismo internacional al ser percibido como el segundo problema más grave que enfrenta el mundo actual, después de la pobreza, el hambre y la falta de agua potable.

Así lo dio a conocer este miércoles la Comisión Europea a través del más reciente Eurobarómetro, una serie de encuestas realizadas de forma periódica que comparó datos de abril de 2019 con el sondeo anterior de 2017.

Señaló que para 79 por ciento la crisis climática es un "problema muy grave" y entre los europeos más preocupados figuran los ciudadanos españoles, con 89 por ciento.

Asimismo, la proporción de europeos que han tomado medidas personales para luchar contra el cambio climático ha aumentado en todos los países que integran el bloque, a un promedio de más de nueve de cada 10, lo que se traduce en 93 por ciento.

Los resultados muestran además la demanda para que los gobiernos establezcan objetivos ambiciosos para aumentar la cantidad de eficiencia renovable utilizada, con 92 por ciento, y otorgar más apoyo financiero público para mejorar la eficiencia energética para 2030, con 89 por ciento.

También 84 por ciento cree que se debe dar apoyo financiero público a la transición a las energías limpias, incluso si eso significa reducir los subsidios a los combustibles fósiles.

Más de ocho de cada 10 en cada país de la UE están de acuerdo en que las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse al mínimo al tiempo que se compensan las emisiones restantes, para que la economía de la mancomunidad sea neutral en términos climáticos para 2050.

El barómetro fue dado a conocer previo a la cumbre climática de la Organización de las Naciones Unidas, que tendrá lugar el próximo 23 de septiembre en Nueva York.