Paquete económico 2020: un golpe mortal al campo

El domingo 8 de septiembre, el Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, entregó a la Cámara de Diputados el Paquete Económico 2020, que incluye la iniciativa de Ley de Ingresos, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y 6 iniciativas de leyes fiscales para aumentar los ingresos.

Con esto, se inicia la discusión, rumbo a la aprobación de la Ley de Ingresos de la Federación a más tardar el 20 de octubre por los diputados y el 31 de octubre por los senadores, así como la aprobación del PEF 2020, a más tardar el 15 de noviembre del presente año, tal como lo establece la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

En los Criterios Generales de Política Económica se informa que las tensiones comerciales y geopolíticas entre Estados Unidos y China, la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea y la reducción de los flujos de capitales a las economías emergentes o en desarrollo, han provocado una desaceleración de la economía mundial. Por lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo al 3.5% la estimación de crecimiento de la economía mundial para el 2020.

En México, los parámetros económicos establecidos por la Secretaría de Hacienda son: Producto Interno Bruto (PIB) en 26.3 billones de pesos, un crecimiento de la economía mexicana entre 1.5% y 2.5%, inflación del 3.0%, tipo de cambio de 20 pesos por dólar, tasa de interés del 7.4%, precio promedio del barril de petróleo en 49 dólares y una producción de 1,951 millones de barriles diarios.

Bajo estas consideraciones, para el 2020 se estima un gasto neto de 6.1 billones de pesos, un 4.4% más que el presupuesto aprobado 2019.

Sin embargo, a pesar de que el próximo año habrá más presupuesto, el Gobierno Federal propone que los recursos que van al campo, mediante el Programa Especial Concurrente (PEC), se reduzcan a 331,455 millones de pesos, es decir, -5.9% menos.

Y particularmente, para la dependencia más importante del campo, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), el Poder Ejecutivo propone una reducción del -29.3%, para ubicarse en 46,253 millones de pesos.

También, proponen la desaparición del programa "Agromercados Sociales y Sustentables" y le asignan 129.2 millones de pesos al Programa de Apoyos a la Comercialización, lo que significa una reducción del -98.1% en el presupuesto de la comercialización de los granos básicos del país.

El Programa de Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos lo aumentan a 10 mil millones de pesos, pero los productores sinaloenses no pueden acceder a este programa, porque el límite establecido es máximo 5 hectáreas de riego y 20 toneladas, por lo que la mayoría de los agricultores quedan fuera.

Por otra parte, el Programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola trae sólo 332.2 millones de pesos, es decir, -67.9% menos.

El renglón de la sanidad e inocuidad, que sirve como valor agregado para que los productos del campo puedan acceder a mercados más exigentes y rentables, trae sólo 3,748 millones de pesos, lo que representa una caída del -9.2%.

Los que no reducen, sino que aumentan el presupuesto, son los programas electorales del Presidente de la República, como las Pensiones a Adultos Mayores que traen etiquetados 120,017 millones de pesos, la Pensión para Personas con Discapacidad Permanente 11,187 millones de pesos y el programa Sembrando Vida 18,689 millones de pesos.

No cabe duda, que el Presidente le sigue apostando a la consolidación de MORENA, a través de programas clientelares, mientras se sacrifica la inversión productiva, la sanidad y la generación de valor agregado del campo, donde el 55.3% de la población vive en situación de pobreza, según los últimos datos del CONEVAL.

La frase "primero los pobres" se ha convertido en "PRIMERO LOS VOTOS", y eso #AlguienTieneQueDecirlo.

Los invito a seguirme en mis redes sociales:

Facebook: samuel_sarmiento79@hotmail.com

Twitter: @SarmientoGamez

1

Vicepresidente de la Liga de Economistas Revolucionarios