Morena: el golpe mortal al campo

Los malos gobiernos inician vendiendo ilusiones y terminan generando descontentos sociales. No implementan soluciones, sino callando a quienes las provocan. Nadie ha entendido esto mejor que Morena, ahora siendo Gobierno Federal.

Muy lejos quedaron aquellos compromisos y frases vacías de que "la verdadera transformación iniciaba en el campo", la promesa de un Plan de Soberanía Alimentaria y el ofrecimiento de 7 mil pesos por tonelada de maíz para todos los productores del país.

No cabe duda, que cualquier discurso, compromiso, programa, estrategia o plan que no esté sustentado en el presupuesto, no pasa de ser una falacia más de los políticos.

Así pues, el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, enviado por el Gobierno Federal a la Cámara de Diputados prevé 6.1 billones de pesos, es decir, 4.4% más de presupuesto que el año anterior.

Sin embargo, lo que no entiendo es por qué si aumentó el presupuesto federal y se sabe que el 55.3% de la población del medio rural se encuentra en condiciones de pobreza y marginación, según las estadísticas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), entonces ¿Por qué Morena proponer reducir el presupuesto al campo? ¿qué no eran primero los pobres? o ¿será que ahora son primero los votos?

No cabe duda, que la 4T (Cuarto Trancazo), le está dando un golpe mortal al campo mexicano, donde viven los más pobres del país.

Para ejemplificarlo, para el Programa Especial Concurrente (PEC), que encauza todos los programas productivos y sociales que van dirigidos a los habitantes del medio rural, lo ubican en 331 mil 455 millones de pesos para el próximo año, es decir, 20 mil 636 millones de pesos menos que el año pasado.

Y particularmente, para la dependencia más importante del campo, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), le reducen una tercera parte el presupuesto al ubicarlo en 46 mil 253 millones de pesos.

Pero lo más lamentable para los más de 20 estados de la república que practican agricultura comercial, es que desaparecen el Programa Agromercados Sociales y Sustentables y le asignan sólo 129 millones de pesos al programa de comercialización, es decir un 98.1 por ciento menos (Eso y nada es lo mismo).

Castigar presupuestalmente a los estados con agricultura comercial significará mermar la productividad y la competitividad de los productores agrícolas, ganaderos y pesqueros, que año con año arriesgan su capital para producir los alimentos que consumimos todos los mexicanos.

Además, implicará que en un par de años, la balanza comercial agroalimentaria que desde el 2015 ha sido superavitaria, se revierta y volvamos a importar más alimentos de los que producimos, con la correspondiente salida de capitales que eso significa.

También, el Gobierno Federal de Morena propone reducir un 9.2 por ciento el presupuesto para sanidad e inocuidad, que se ha convertido en un patrimonio y un valor agregado de los productos mexicanos para acceder a mercados más exigentes y rentables.

Prácticamente desaparecen el programa de desarrollo rural, le quitan más de 7 mil 700 millones de pesos y al programa de fomento a la agricultura le reducen 2 mil 600 millones de pesos. Eliminan el programa de fomento ganadero, y a la pesca y acuacultura le reducen casi mil 200 millones de pesos.

Contrariamente a 4 programas le asignan 23 mil millones de pesos: crédito ganadero a la palabra, fertilizantes, precios de garantía a productos alimentarios básicos y producción para el bienestar.

Programas que en poco o nada ayudan a fomentar la competitividad del campo y que aparte, sólo se aplican en unos pocos estados de la república, excluyendo a Sinaloa, pero que eso sí, le permitirán a MORENA crear y consolidar un padrón de votantes, y eso #AlguienTieneQueDecirlo

Los invito a seguirme en mis redes sociales:

Facebook: samuel_sarmiento79@hotmail.com

Twitter: @SarmientoGamez

Vicepresidente de la Liga de Economistas Revolucionarios