Ledo y Lazo, y su madrazo

Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, chilango de nacimiento y político de largo trote, se despide de la presidencia de la mesa directiva del Congreso de la Unión, con una sonora mentada de madre para sus "apreciables" camaradas y colegas.

En la víspera de nuestras fiestas patrias, no podía faltar una mexicanada tan colorida y aplaudida por propios y extraños.

La mentada de progenitora, voluntaria o involuntaria, es recogida y divulgada por todos los medios posibles de comunicación de México y el mundo, arrancando diversos comentarios y carcajadas no solo entre la clase política mexicana, sino también entre la sociedad en general.

Los puritos de mente y corazón se persignan por la grosería, mientras que los de mente relajada optan por la carcajada... Cosas de nuestra raza azteca.

Pero en términos generales, es posible que unos y otros estaremos de acuerdo en que, el madrazo pronunciado por Porfirio, quizá  en un acto de delirio, pudiera ser bien merecido para el grueso de los parlamentarios.

Se enojó pues, el octogenario personaje de la grilla nacional por la forma tan manoseada, burda, irresponsable, maquiavélica y prostituida de la política convenenciera  en que incurren los congresistas mexicanos.

La pugna por el control administrativo- léase dinero- del Congreso federal ha originado una crisis política de interesantes proporciones entre los legisladores de las diversas bancadas que conforman la institución.

Mientras tanto la incongruencia política y la vergüenza abren sus enormes alas y sobrevuelan nuestro violentado territorio mexicano, alejándose así del recinto en que algunos grupos del poder legislativo las han abandonado en aras de pelear descarnadamente por los privilegios del poder público.

Y LAS  MADRES SE REPLICAN

Pero que nadie se diga extrañado si en éste espacio nos atrevemos a dar por hecho que los madrazos que Don Porfirio envió a sus camaradas legisladores se replican por todo México para los distintos personajes que dan vida al inventario de la burocracia y política nacional.

Para todos hay "leña" verbal del pueblo mexicano, que harto de no observar el cumplimiento cabal serio y formal de los compromisos de gobierno que contraen sus representantes populares, opta por la salida más fácil que encuentra su disgusto. El madrazo, que a fin de cuentas les ofrece un respiro de alivio emocional.

Lo interesante es que las clases gobernantes lo saben y ni se inmutan, como ocurrió con los Diputados que ni por aludidos se dieron con la  porfiriana mentada de madre que se les envió en sus propias narices.

Y el pueblo lo dice con sonora calidez... La mentada de madre de Don Porfirio, no debiera ser solo para los Diputados... "Se la pueden repartir los miembros de los tres poderes de la Nación, si así gustan", me comenta un amigo.

LA DANZA DE LOS MILLONES

Millones de dólares son invitados a bailar en Sinaloa, y la música está siendo silenciada y vetada por grupos de personajes evidentemente indispuestos para la fiesta.

Alegan dichos ciudadanos, que baile de millones "AQUÍ NO", en clara alusión a su rotundo rechazo al evento.

Alegan en defensa de su postura, que "dicho baile" ocasionaría severos daños al patrimonio nacional en el aspecto ecológico.

Aunque parezca paradójico, en este tiempo en que la pobreza cabalga por todos los rincones de México, y donde el gobierno de la cuarta transformación no parece terminar de trazar el camino que nos permita transitar por el anhelado desarrollo económico de los pueblos.

Así expuesto, diremos que en Sinaloa, grupos de personas que se encajan en zarapes de ambientalistas están poniendo trabas sociales y legales al aterrizaje del tan necesario progreso que traería consigo una millonaria inversión que ya llegó, pero que no la dejan fluir.

EL REAL CONTEXTO

Se trata de la negativa de grupos de los llamados luchadores sociales y defensores del medio ambiente del municipio de Ahome que luchan por impedir que se instale en la bahía de Topolobampo una planta procesadora de amoniaco.

Sería en su género, una de las industrias más grandes y productivas del mundo, que arrojaría beneficios en todos los aspectos de la vida socioeconómica de Sinaloa, a decir de los promotores de la pretendida y hasta hoy malograda obra.

Su derrama financiera no tiene precedentes en Sinaloa, lo que significa no solo la bonanza económica del norte de la entidad, sino también la generación de miles de empleos.

Aquí la pregunta se hace necesaria y oportuna.

¿Se permitirá que por la intransigencia y radicalismo de algunos grupos de opositores al mega proyecto, "la música salga de Sinaloa y la danza de los millones se celebre en otro lugar ya predestinado por los inversionistas, ante las grandes trabas aquí encontradas?... Todo pudiera suceder. Pero....Ojalá y no sea así... ¿Y usted amigo lector, que opina?... ¿AQUÍ SI?... O ¿AQUÍ NO?