La mejor década (según yo) Parte 1

Dicen que todo en la vida son ciclos y todo parece indicar que estamos iniciando uno nuevo. Ciclos del agua, de la economía, de la vida, musicales, etc. 

Un nuevo año siempre marca esperanza pero este 2017 ha iniciado en forma por demás trepidante pues con tanta noticia nada halagadora tenemos la disyuntiva de pensar en positivo o poner en duda todo lo que se viene.

Gasolinazo, políticos corruptos, leyes agresivas, vandalismo, impunidad y bajos sueldos. La vida es cada vez más difícil y la paciencia se acaba. 

Ante la adversidad hay que ser fuertes y al mal tiempo buena cara. Lo mejor que podemos hacer es encontrar momentos de alegría y aferrarnos a los recuerdos generosos y felices. 

¿Qué nos hace felices? Cada quien tiene su propia respuesta. Si a ti te gusta el beisbol a mi me gusta el futbol. Pero ¿cuál es tu jugador favorito? ¿Maradona o Messi? A mí me gustan los años ochentas, los viví y los disfruté, nací en 1973. Pasé por la primaria y la secundaria y me hice de amigos que hasta la fecha conservo. No quiere decir que fueron años todos felices pues en esa década perdí a mi madre pero fuera de eso lo demás y lo que me rodeaba era “chido”, como decíamos en ese entonces. Llegaron a nuestras casas muchas cosas que ahora son normales: los videojuegos, la televisión por cable, las computadoras, etc.

Mi papá cumple esta semana ochenta años por lo que una de las preguntas para él será esa precisamente ¿cuál ha sido su década favorita? dudo que para el lo sea. Batalló económicamente con gobiernos corruptos y con inflaciones descabelladas, se le enfermó la esposa y al final se quedó como papá soltero con hijas en plena edad adolescente. Definitivamente no creo que hayan sido sus mejores años.

Los ochentas para mi gusto es LA DÉCADA. Sucesos mundiales que cambiaron la historia para siempre y que todavía forman parte de la memoria colectiva. Guerras civiles en el mundo, asesinan a Lennon, explota el Challenger, cae el Muro de Berlín, Juan Pablo II es el Papa, la guerra de Las Malvinas, Michael Jackson canta Thriller, aparece en el panorama mundial Gorbachov, terremoto en México, el accidente de Chernóbil, el Mundial de México 86 y la gran estrella Diego Armando Maradona, Tiananmen en China, etcétera, etcétera.

Según el año en qué tu naciste tendrás una década favorita o a lo mejor la estás viviendo.

Los ochentas fueron muy prolíficos en el cine filmándose películas que a la fecha son grandes clásicos. En este año se acuñó el adjetivo Blockbuster, referente al cine que se produce para llevar masivamente al público a las salas y ganar carretadas de dinero. Pero no nada más hay recuerdos de cine de palomitas, sino que hubo guiones memorables que son referentes, también, de aquella década. 

Vamos hablando de aquellos personajes que llegaron a la pantalla en aquel entonces y que siguen vivos en nosotros o en nuevas producciones.

Todos los personajes de Star Wars continúan generando dólares y atrapándonos en historias que siguen formando parte del universo creado por George Lucas. En los ochentas llegó la que para muchos es la mejor de la primer trilogía: El Imperio Contraataca (The Empire Strikes Back, Irving Kershner, 1980) la más sombría de la saga de ya 8 capítulos. Los héroes pierden y los malos consiguen una victoria que sirve de venganza en contra de la rebelión.

Viernes 13 (Friday the 13th, Sean S. Cunningam, 1980) Jason Voorhees hizo su aparición en el colectivo mundial como el asesino en serie que porta la máscara de hockey. ¡Qué manera tan alucinante de matar con un machete! Cine con muchachas y muchachos guapos que por bonitos nos encantaba verlos sufrir.

Mad Max se hizo famoso y nos entregó la trilogía original dirigida por George Miller.

Otro que sigue siendo famoso es Indiana Jones, encarnado por Harrison Ford, apareció en Los Cazadores del Arca Perdida (Raiders of the Lost Ark, Steven Spielberg, 1981) para luego refrendar su éxito con Indiana Jones y el templo de la Perdición en 1984 e Indiana Jones y la Última Cruzada en 1989. En 2008 tuvo una nueva aventura y ya se avecina una más.

Rambo balaceó la pantalla en 1982 e hizo estrella mundial a Sylvester Stallone y se aventó una trilogía más. Rambo 2 llegó en el 85 y Rambo 3 en el 88. Millones de dólares y una franquicia que sigue generando ganancias.

Gremlins, El Karate Kid, Los Cazafantasmas fueron otros que seguramente conoces y reconoces.

Volver al Futuro (Back to the Future, Robert Zemeckis, 1985) catapultó a Michael J. Fox mientras que Steven Spielberg seguía siendo el Rey Midas del cine en Estados Unidos. La trilogía se completó en 1990.

Los Goonies llegaron para marcar la vida de los pubertos en 1985 con una historia de aventuras con la que todos soñábamos tener. Encontrar un gran tesoro y mientras robarle un beso a la muchacha más popular de la escuela.

Terminator (The Terminator, James Cameron, 1984). Shwarzenegger apareció como el rival más peligroso para Stallone dando inicio a la batalla más épica por la taquilla en esta década.

Por lo pronto aquí me detengo pues hay tanto que decir del cine de aquella época que definitivamente necesitaremos una columna más para poder dar un pequeño repaso por todo aquello que, si naciste después de los noventas, te has perdido. 

¿Quieres ver buen cine? Dale un Back to the 80´s!!!

Por lo pronto lo que hay que ver esta semana no es otra cosa que:

Assassins Creed (Justin Kurzel, 2016) Basada en el famosísimo videojuego, la cinta nos cuenta que Callum Lynch es genéticamente parte de una antigua sociedad secreta de la España del S. XV. Una máquina ultrarevolucionaria le devuelve los recuerdos de sus ancestros y lo lanza a luchar contra una organización opresora del presente. Para verlos con cuates de tu edad para después irte a un bar y olvidarte de ella.

Estación Zombie (Busanhaeng, Sang-ho Yeon, 2016) Esta tienes que verla. Bien dicen que una buena historia se construye de buenos personajes y esta película los tiene. Pero no nada más eso, tiene humor, sorpresa, suspenso, drama, lecciones de vida, etc. ¡Lo tiene todo¡ una joya de Corea del Sur que vale mucho la pena no dejarla pasar por alto. Sin lugar a dudas marca una nueva etapa en las ya muy trilladas historias de los muertos vivientes. Ve a verla con aquellos que saben consumir productos de este tipo, nada de asustadizos ni amantes del cine de autor.

La tarea de la Semana.

¡Híjole! Ya lo dijimos, los años ochentas nos dieron mil títulos interesantes pero ahora te daré uno que para mi es grande. Muy poco valorada en la taquilla pero amada por la crítica. Testigo en Peligro (Witness, Peter Weir, 1985) Harrison Ford es John Book, quien se tiene que mezclar con una comunidad Amish para proteger a un niño de 8 años que atestiguó un asesinato. Nominada a 8 Oscars nos ofrece una de las mejores interpretaciones de Ford. Imprescindible!

Corte y Queda.