El PAN destapó a Meade

Nadie puede saber a estas alturas la magnitud del daño que provocará en las próximas elecciones al Partido Acción Nacional la renuncia de Margarita Zavala y Felipe Calderón, por lo que no caeremos en el terreno de la especulación abordando directamente ese tema. 

Lo que sí es muy evidente es que la decisión que ha tomado la pareja que ya disfrutó de las mieles del poder durante seis años, representa un duro golpe a las aspiraciones de Ricardo Anaya, el joven dirigente nacional del blanquiazul, quien se perfila para ser el candidato del Frente Amplio (PAN-PRD-MC) a la Presidencia de la República, pero también le allanó el camino de la candidatura priista a un aliado del PAN, José Antonio Meade.

Y es que no es lo mismo un partido unido que uno dividido y mucho menos si el partido está enfrentado internamente en una guerra de grupos que sólo ven por sus intereses personales… y eso es precisamente lo que ocurre actualmente en el PAN.

Igual que los priistas, los panistas saben muy bien que cuando han llegado divididos a una contienda electoral el resultado casi siempre ha sido la derrota. Lo saben porque lo han vivido en carne propia en varios estados y Sinaloa no es la excepción.

Precisamente por ello, hay quienes anticipan desde ahora que si Anaya logra la candidatura del Frente Amplio correrá la misma suerte que Roberto Madrazo Pintado, quien también provocó la división del PRI cuando desde la dirigencia nacional se impuso como candidato presidencial en 2006, pero llevó al partido tricolor a la peor de sus derrotas. 

¿Pasará lo mismo con Anaya? Nadie lo sabe. 

Otros dirán que el priista Madrazo y el panista Anaya son diametralmente opuestos, que sus circunstancias son también distintas, y por lo tanto no hay argumentos sólidos para pronosticar que en la próxima elección presidencial el joven aspirante obtendrá el mismo resultado, y puede que tengan razón. Siguen siendo especulaciones.

Pero lo que sí está muy claro es que, después de este encontronazo entre el matrimonio Calderón y la actual dirigencia nacional panista, el que más pierde es el PAN de Anaya, porque sufre una fisura que podría llegar a convertirse en un boquete en los próximos meses, si ocurre lo que en otros comicios ha llevado al precipicio a ese partido: la silenciosa, subterránea y convenenciera desbandada de la militancia.

Es decir, la decisión que podrían tomar algunos panistas en el sentido de apoyar por debajo de la mesa al candidato del PRI –sobre todo si el candidato fuera Meade— sin necesidad de renunciar a su militancia en el blanquiazul. 

No sería la primera vez. Esta conducta se ha dado ya en varias elecciones, tanto locales como federales.

En el PAN es un secreto a voces que cuando un grupo no obtiene lo que busca y el ganador acapara las mejores posiciones políticas, los militantes que fueron rezagados prefieren trabajar a favor de candidatos opositores, con quienes buscan negociar lo que en su partido les negaron. 

¿Y a quien apoyarían los desertores panistas? 

No es difícil saberlo. A leguas se ve que la jugada estuvo perfectamente planeada. Con su salida del PAN, Margarita no sólo fracturó el proyecto de Anaya, sino que de paso apuntaló al candidato idóneo del PRIAN.

GRAFITI

Candidatos independientes a la baja en Sinaloa… El robusto grupo de aspirantes a Senadores por los diferentes partidos políticos en Sinaloa contrasta con la caballada flaca del movimiento social que intentan impulsar sin éxito hasta ahora los aspirantes independientes. Basta con decir que para diputados federales solo son cuatro los que han manifestado su intención de buscar la candidatura.

Es lamentable, pero es la realidad. No se ve por dónde pudieran los ciudadanos sin partido ni siquiera competir con dignidad ante las maquinarias de los partidos con mayor presencia en la entidad, como son el PRI, el PAS, el PAN y en un descuido hasta Morena, aunque a este último sólo se le ve el activismo mediático de sus dirigentes, principalmente en Mazatlán. 

La presencia este domingo del diputado federal independiente, Manuel Clouthier, ante la Junta Local del INE, para manifestar su intención de registrarse como candidato a senador, sorprendió a más de uno, pero por la falta de representatividad de la planilla que le acompañará en caso de lograr su registro. No es por menospreciar la trayectoria social de Guadalupe Saldaña, Solangel Sedano y Miguel Taniyama, quienes merecen todo nuestro respeto, pero para ganar la elección se requiere contar con una estructura y no sólo buenas intenciones.

Por el PRI la lista de prospectos al Senado es larga: Rosa Elena Millán, Martha Tamayo, Gloria Himelda Félix, Irma Tirado, David López, ¿Jesús Vizcarra?, Jesús Valdés, Sergio Torres, Heriberto Galindo, Gerardo Vargas y en una probable alianza con el PAS, Héctor Melesio Cuen. 

Por el Frente Amplio PAN-PRD-MC la lista la integran Roberto Cruz, Carlos Castaños, ¿Heriberto Félix? Carlos Felton, Adolfo Rojo, Zenén Xóchihua y Alejandro Higuera.

Por Morena están considerados como prospectos viables Tere Guerra, Imelda Castro, Rubén Rocha, José Antonio Ríos y Jesús Estrada Ferreiro. 

Twitter: @victortorres_mx