Sección

México

Cueva de los cristales de Naica, descubre los secretos que alberga Chihuahua

El origen de esta maravilla natural se remonta a los anales de la historia minera de México. ¿Te animas a conocerla?

Adriana Ochoa
01/02/24

Cueva de los cristales de Naica, descubre los secretos que alberga Chihuahua

Conoce la Cueva de Cristal. | FOTO: Twitter.

En el vasto y misterioso norte de México, bajo el resplandor del Desierto Chihuahuense, yace un tesoro subterráneo tan sublime como peligroso: los Cristales de Naica.

Estas cavernas, con sus imponentes columnas de yeso que se extienden hasta 11 metros de longitud, han cautivado a científicos, aventureros y turistas por igual, convirtiéndose en un ícono de la geología y la exploración extrema.

El origen de esta maravilla natural se remonta a los anales de la historia minera de México.

El pequeño pueblo de Naica, inmerso en la tradición minera desde sus inicios en 1794, vio florecer su importancia con el auge minero de 1828, cuando se fundó como centro neurálgico de la extracción mineral en el estado de Chihuahua.

Imagen Placeholder

Cueva de cristal de Naica. | FOTO: Twitter.

Historia:

El nombre «Naica», de la lengua rarámuri, evoca su esencia: «lugar sombreado». Sin embargo, no es la sombra lo que caracteriza este lugar, sino la brillantez cristalina que se oculta en sus entrañas.

Los Cristales de Naica, un monumento geológico de proporciones titánicas, han sido el foco de atención de geólogos, mineros y espeleólogos por igual. Estas formaciones, algunas de las más grandes del mundo, desafían las leyes de la naturaleza con su esplendor y su fragilidad.

  • El calor sofocante y la humedad asfixiante son solo algunos de los obstáculos que enfrentan aquellos que se aventuran en las profundidades de esta maravilla natural. Con temperaturas que pueden alcanzar los 58 °C y una humedad del 90 al 99 %, la cueva de los Cristales de Naica no es un destino para los débiles de corazón.

A pesar de las condiciones extremas, los científicos han desentrañado algunos de los secretos de esta maravilla geológica. Las columnas de yeso, algunas de las cuales datan de hace 250 mil años, son testigos silenciosos de la historia de la Tierra, desde el periodo Cretácico hasta la actualidad.

Pero la exploración de esta cueva no es para los pusilánimes. Las autoridades gubernamentales advierten que visitar este espacio es un deporte de alto riesgo y solo se permite el ingreso en grupos reducidos y acompañados por especialistas.

Imagen Placeholder

Cueva de Cristal de Naica. | FOTO: Twitter.

Incluso para los científicos que buscan desentrañar los misterios de los Cristales de Naica, se requiere un permiso especial más allá del mirador de la caverna. La investigación científica en este entorno extremo es una tarea ardua y peligrosa, que requiere una preparación meticulosa y un equipo especializado.

Te puede interesar:

×