Icono Sección

Sinaloa | Centro

Asociaciones protectoras atienden hasta 6 mil casos de maltrato animal al año

Perritos y gatos son las mascotas más desamparadas

Diana Cruz
31/12/22

Asociaciones protectoras atienden hasta 6 mil casos de maltrato animal al año

FOTO: Archivo.

Todos los días es recurrente conocer historias de maltrato animal, sobre todo en los animales de compañía, como perros y gatos, en el caso específico de la ciudad de Culiacán, la presidenta de la Asociación Huellita Con Causa I.A.P, Brenda González León, detalló que al año se atienden hasta 6 mil casos de maltrato animal de diferente índole.

Esto se traduce en 20 casos por día y casi 600 al mes, donde las asociaciones y activistas por el amor a los animalitos y la vocación de ayudar corren con los gastos del médico veterinario, el rescate de ambientes violentos y en el mayor de los casos, en la defensa por la vía penal a quienes no tienen voz para hacerlo.

Pese a esta realidad alarmante, de acuerdo a datos de la Fiscalía General del Estado (FGE), en el 2021, en todo Sinaloa solo se interpusieron 14 denuncias de esta índole, mientras que en lo que va del 2022, solo se han contabilizado 8, cifras que están muy por debajo de los casos que se ven todos los días sobre perros y gatos que, incluso, pierden la vida.

Imagen Placeholder

#JusticiaParaChuchito: el caso que sacudió Sinaloa

En el año del 2020 se dio a conocer uno de los 3 casos de maltrato animal que sacudió a todos, el perro «Chuchito» fue violentado en la Colonia Buenos Aires, por un sujeto que le provocó grave lesiones al interior de su aparato reproductor y el tejido de su intestino, lo que causó su muerte de una forma dolorosa.

La asociación Huellitas con Causa I.A.P. se encargó de brindarle al perrito los primeros auxilios, así como de llevar el caso hasta las últimas consecuencias para que el culpable pagara por sus actos de crueldad.

La presidenta de la asociación explicó que desde el comienzo se presentaron todas las pruebas, tales como el parte médico, fotografías, testimonios de personas cercanas al agresor, debido a que este ya contaba con antecedentes de que a sus propias mascotas las violentaba introduciéndoles artefactos.

El proceso penal duró alrededor de seis meses y aunque las sociedades protectoras sintieron una esperanza cuando vincularon a proceso al culpable, aseguraron que las autoridades minimizaron el daño que esta persona provocó, ya que lo consideraron como un delito no grave, por lo que el juez determinó que Juan Carlos «V» pagaría una multa de solo 5 mil 700 pesos de indemnización, así como asistir a terapia psicológica por un plazo de seis meses.

Imagen Placeholder

La defensora animal lamentó que este caso se volvió extraño cuando a lo largo de todo el proceso el perrito siempre fue tomado en cuenta como animal en situación de calle y para el momento del juicio salió a la luz un supuesto propietario quien nunca asistió a ninguna de las diligencias, pero sí llevó el dinero de la indemnización. Hecho que, dijo, deja relucir que las autoridades de la Fiscalía General del estado solo querían cerrar el caso a como diera lugar.

«Fue así de extraño y feo por parte de la Fiscalía cuando estuvimos tan cerca y proporcionamos todas las pruebas, los elementos para que se llevara a cabo la denuncia y que al final termine en una burla, porque la persona nunca piso la cárcel y la sanción no fue como tal, fue meramente reparación del daño», expresó.

Compartió que aunque en la historia de Sinaloa «Chuchito» es el primer caso donde se le vinculó a proceso al agresor, lamentablemente no se logró una verdadera justicia.

La sentencia histórica 

Cabe señalar que en todo México, solamente existe un caso de maltrato animal donde, de acuerdo a la población en general y opinión de los expertos, se hizo justicia. Un hombre de 60 años de edad fue sentenciado a 10 años de prisión por envenenar y acabar con la vida de Athos y Tango, dos perritos rescatistas pertenecientes a la Cruz Roja Mexicana.

Es la primera sentencia en México que lleva una condena por este delito, donde la jueza dictó que además de los años de prisión sin derecho a fianza debía pagar 125 mil pesos por reparación de daño.

Imagen Placeholder

En el ámbito legislativo estatal… ¿falta por hacer?

La pasada 63 legislatura del Congreso Estatal emitió el Decreto 581 con reformas, adiciones y diversas disposiciones a la Ley de Protección a los Animales, Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable y al Código Penal. Sin embargo, en el año del 2021, el entonces gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, vetó la Ley de Protección Animal, por las observaciones a la prohibición de la tauromauromaquia (espectáculos de corridas de toros) y la permisión para la charrería y las peleas de gallos.

No fue hasta en la llegada del gobernador Rubén Rocha Moya que en la 64 legislatura quitó el veto a la Ley y actualmente está vigente en todo el estado.

El diputado local y presidente de la Junta de Coordinación Política de la actual legislatura, Feliciano Castro, señaló que pese a que en el caso Sinaloa ya se cubrió una parte de todo el quehacer legislativo, aún hace falta.

A nivel federal existe un vacío, pues la Constitución no contempla la protección de la vida de los animales.

«Yo creo que en Sinaloa ya avanzamos, sin embargo, tenemos que ese vacío a nivel de la Constitución y estamos convocados a desplegar iniciativas políticas, todos los sectores de la sociedad y particularmente, el Congreso de la Union, tienen el reto de legislar en torno a una reforma a la Constitución o, bien, un agregado que contemple la Protección de los Animales», puntualizó.

Imagen Placeholder

De acuerdo al Artículo 364 del Código Penal, actualmente se cuentan con las siguientes sanciones:

  • La pena para quien «dolosamente cometa actos de maltrato o crueldad» en contra de animales domésticos y le cause lesiones, seré acreedor desde 3 meses a u año de prisión y hasta cien días de multa. 
  • En caso de que las lesiones pongan en peligro la vida del animal, la pena aumentará en una mitad.
  • Mientras que si le causan la muerte, la pena será de 6 meses a 2 años de prisión y de cien a doscientos días de multa.

«Se entenderá por actos de maltrato o crueldad aquellos que provoquen un grave sufrimiento, la muerte no inmediata o prolonguen la agonía del animal, ya sea por las lesiones ocasionadas o el detrimento de su salud», se especifica en el documento de Código Penal.

Te puede interesar:

×