buscar noticiasbuscar noticias

Cae 30% el precio de camarón de exportación; lo pagan a 270 pesos el kilo

Las poco más de tres toneladas con las que llegan las embarcaciones, son poco favorables para la operatividad de estas, ya que no se recuperan las inversiones.

Cae 30% el precio de camarón de exportación; lo pagan a 270 pesos el kilo

De los 360 pesos que se pagó la temporada de capturas pasada, el kilogramo de camarón de exportación, actualmente se comercializa en 270 pesos el kilogramo, apuntó el comercializador Miguel Rousse Acosta.

El Director de la Comercializadora Productores del Mar de México explicó que esto representa la caída de un 30 por ciento en los precios del crustáceo en mercados de Estados Unidos, lo que significa una perdida importante para los productores mexicanos, ya que esto les impide recuperar los gastos de operatividad.

Detalló que en el primer viaje predominó la talla grande de camarón, ya en el segundo, la talla mediana se hizo más presente, con un precio que no fue tan bueno y volúmenes de producción de regulares a bajos. 

imagen-cuerpo

«No está rindiendo el viaje de pesca, este último viaje, están cerrando las embarcaciones con 3 o 3.2 toneladas más o menos de viaje de pesca, entonces, en términos cuantitativos pues no sale el costo de exportación, se está valorizando, ni los 600 o 700 mil pesos o 900 mil pesos de diésel, nada más de diésel, hay que pagar seguro, hay que pagar nómina, hay que pagar muchas cosas, entonces es una situación lamentable y triste».

Rousse Acosta precisó que este problema de registra desde hace cuatro años, con producciones que tienden a la baja, por lo que el 80 por ciento de la flota ya no podrá salir a las capturas en el mes de enero, luego de estas fiestas decembrinas.

El empresario comentó que mantiene el inventario porque el precio y las ventas en Estados Unidos están comprometidas, ya que hay mucha oferta a nivel internacional barata, específicamente de Ecuador, y se tiene que esperar a que fluya para que se recuperen los precios.

Lamentó que esta actividad tan importante en Mazatlán trae desde hace algunos años muchos problemas de costos, precios a la baja, pesca ilegal y desorden pesquero, que no abonan en nada a que siga como uno de los principales sectores productivos de la localidad.

Agregó que, con el promedio de capturas del segundo viaje, que fue de tres toneladas y media, no le sacan ni los 700 mil pesos, cuando los armadores invierten 900 mil en el puro diésel, más el pago de nóminas, avituallamiento y otros gastos que superan el millón de pesos por embarcación. 

imagen-cuerpo

Miguel Rousse ejemplificó que hace ocho años la empresa maquilaba cerca de 7 millones de libras, la temporada pasada fueron alrededor de 3 mil 600 millones de libras y este año seguramente serán menos, lo que representa un problema grave y da visos de que la actividad va en decadencia.

Te puede interesar: