Icono Sección

Sinaloa | Sur

En el olvido el fraccionamiento Santa Fe de Mazatlán

La planeación de la ciudad les jugó una mala pasada.

Dilan Gómez
01/12/22

En el olvido el fraccionamiento Santa Fe de Mazatlán

FOTO: Dilan Gómez.

En su momento fue uno de los proyectos más ambiciosos del sur de Sinaloa. La mancha urbana avanzaba sin detenerse, ya los ejidos estaban siendo habitados en su totalidad casi como colonias y se necesitaba un asentamiento más que ayudara a albergar gente.

Se fundó el fraccionamiento Santa Fe: casas pequeñas de 1 o máximo 2 cuartos para familias que van empezando una vida juntos.

Imagen Placeholder

Dicho fraccionamiento ubicado en la zona sur, muy cerca del aeropuerto, con una ambición tremenda, pues tiene varios kilómetros de dimensión, sin embargo, la vida le tenía una mala pasada a los habitantes de ahí: la mancha urbana cambió de dirección.

Todo apuntaba que el recorrido de la ciudad sería al sur, pero este cambio se direccionó al norte, creándose fraccionamientos a diestra y siniestra, y dejando en el olvido a este asentamiento.

Una vez que hubo más oportunidades de hogar, la gente empezó a ver lo malo en este fraccionamiento.

Está lejos, para llegar a él tienes que literalmente tomar carretera con una sola manera de llegar, y en cuanto a transporte público, tendrías que salir del fraccionamiento para tomar un autobús rural o, bien, tomar un camión que durará al menos 30 minutos y hasta 1 hora en llegar al centro de la ciudad.

Choca con marisma, aunque las inundaciones no son problema, se ha detectado la presencia en múltiples ocasiones de cocodrilos, los cuales salen a pasear sin problemas por las calles.

Falta de servicios, al estar lejos, la recolección de basura llega a ser intermitente, el agua se va con frecuencia, el alumbrado público deja mucho que desear.

Inseguridad, los mismos factores hacen que no haya ningún tipo de rondines policiacos, por lo que constantemente se accidentan jóvenes en motocicletas por conducir a exceso de velocidad, mientras que hay asaltos y hasta asesinatos.

Imagen Placeholder

Todos estos factos ocasionaron que la gente abandonara sus hogares, algunos ya no pudieron pagarlos y al no ver una buena proyección, prefirieron incluso invadir en lugares como Lomas del Ébano, Loma Bonita, los alrededores de la Francisco I. Madero, entre otros lugares.

Las casas abandonadas fueron aprovechas por personas que delinquen y que, incluso, ponen una puerta, tapan con cartonés las ventanas y deciden vivir ahí, sumado al gran número de personas indigentes que aprovecharon y vivieron ahí.

Actualmente, hay un gran número de hogares asqueados: se robaron cableado, puertas, ventanas, baño, tinacos y demás, quedando prácticamente en obra negra nuevamente.

Es uno de los sitios con casas más baratas en Mazatlán, debido a que nadie quiere vivir ahí, pero muchos aún siguen ahí, pues tienen la esperanza que la ciudad algún día crecerá hacia allá.

Tal vez te interesaría leer:

Te puede interesar:

×