buscar noticiasbuscar noticias

Seis recomendaciones para proteger a niños y ancianos de enfermedades invernales

La temporada de frío es el periodo que más pone en peligro su bienestar físico.

Seis recomendaciones para proteger a niños y ancianos de enfermedades invernales

El frío ya está entre nosotros, pero no solo eso, sino que irá empeorando a como avancen los días.

Las óndas gélidas traen consigo una serie de enfermedades que ponen en riesgo la vida de los más débiles: que son los niños y los ancianos.

Resfriados, gripes, Covid-19, faringitis, bronquitis y neumonías son los padecimientos más comunes cuando las temperaturas caen; algunos se curan con sólo reposar o tomar un té «calientito»; sin embargo, hay otros que requieren hospitalización y ponen en riesgo la vida de la persona.

imagen-cuerpo

Es por ello que a continuación, te presentamos las 6 recomendaciones más básicas hechas por los especialistas, para cuidar a los infantes y ancianos de contraer una enfermedad invernal.

6 tips:

  • Evita que los infantes y los ancianos salgan a la calle cuando hay olas de frío. Es mejor quedarse en casa resguardado que aventurarse a salir y aumentar las posibilidades de contraer una enfermedad respiratoria.
  • Cuando se salga a la calle o, bien, mientras se está en casa, elige cuidadosamente la ropa con la que se abrigarán. No se trata de envolverlo con un edredón, pero sí garantizar que está bien arropado y que su cuerpo se encuentra «calientito». No se trata que sude por el exceso de ropa de abrigo, pero que no se exponga a las bajas temperaturas.
  • Uso de bufandas, guantes, gorros y calcetines. Es verdad que en el caso de los niños es un martirio traerlos, pero estos accesorios ayudan a mantener el calor corporal y evitar el enfriamiento del cuerpo, que es por donde inicia las enfermedades respiratorias. Es preferible que estas prendas sean de algodón o de tejido suave.
  • En el caso de bebés, no te limites en lo que puedes llevar para cubrirlos el frío, ya sean cobijas, mantas, además del ropaje que traerá.
  • Chequeo constante de la temperatura. El cuello, la nuca y la frente son las zonas donde mejor puedes comprobar la temperatura corporal de infantes y ancianos.
  • Una dieta con vitamina C y A. Es de conocimiento general que este tipo de nutrientes ayudan al cuerpo a estar en mejores condiciones de repeler una enfermedad. Asimismo, es recomendable la constante preparación de bebidas y caldos calientes.

Recuerda que en caso de que tus seres queridos presenten alguno de los síntomas de enfermedades respiratorias, es importante que acudan de inmediato a consulta, para que el médico indique el tratamiento adecuado.

imagen-cuerpo

Evita automedicar porque esto podría empeorar la salud de tus infantes y adultos mayores, sigue las recomendaciones, pero, principalmente, abrígalos muy bien.