buscar noticiasbuscar noticias

Gatos y mapaches, fauna invasora que se ha convertido en un problema ecológico en el Faro Mazatlán

La presidenta del Patronato del Parque Natural de El Faro dijo que ahora enfrentan dos fuertes problemas, el cual se agravó hace un año y medio.

Gatos y mapaches, fauna invasora que se ha convertido en un problema ecológico en el Faro Mazatlán

El Faro de Mazatlán es uno de los atractivos turísticos más visitado por miles durante todo el año,  ubicado en la cima de El Cerro del Crestón, y es considerado El Faro natural más alto del mundo, el cual regala una de las mejores experiencias turísticas, al permitir subir alrededor de 157 metros de altura sobre el nivel del mar y regalar inigualables panorámicas, así como la vista más espectacular de la ciudad.

Completando con una gran variedad de flora y fauna silvestre que lo habitan, El Faro de Mazatlán es una de las paradas obligadas que debe hacer todo turista o local para conocer este patrimonio histórico y cultural con el que cuenta Mazatlán, mismo que se encuentra bajo la conservación de la organización Parque Natural Faro Mazatlán I.A.P.

Sin embargo, no todo es positivo en este lugar, ya que desde hace varios años este atractivo enfrenta un serio problema y daño en la fauna doméstica: la presencia y sobrepoblación desmedida de gatos que son abandonados y que  ahora han adoptado como habitad el cerro.

imagen-cuerpo

Pero ahora no solo son los gatos que ahí habitan, sino también la abundancia de mapaches, que durante el último año 6 meses se ha incrementado su población.

Son alrededor de 40 a 60, situación que preocupa, sobre todo por el riesgo que representa para las personas que a diario visitan este atractivo, al ser una especie sumamente agresiva.

A pesar de que ambas especies no son endémicas del Crestón, los pequeños felinos y los mapaches, que parecen indefensos y no causar daños a quienes los visitan, incluso, las personas les toman fotografías, se han convertido en una fauna invasora que llegó para quedarse, desplazado a otras especies pequeñas de fauna que ahí habitaban.

imagen-cuerpo

La Presidenta del Patronato Parque Natural de El Faro Mazatlán dijo que dicho problema se ha agravado en los últimos años, debido a la falta de conciencia por el abandono animal, además de la buena intención de la misma ciudadanía,  por alimentarlos, sin saber, que eso refuerza aún más el problema, sobre todo porque se están reproduciendo muy rápido. 

«Por otro lado, lo que se ha estado identificando ahora de una manera grave y que va en aumento, es la abundancia de otro tipo de fauna, además de los gatos, que son los mapaches», dijo.

«Los mapaches se están acercando al faro y está aumentando su población porque hay alimento ahí disponible que se les proporciona. Ahorita estamos buscando estrategias de reubicación de esta fauna. Ahorita ya aproximadamente entre 40 y 60 mapaches», apuntó Raquel Briseño.

imagen-cuerpo

De acuerdo la presidenta de este patronato, la presencia de gatos y mapaches en este lugar se ha convertido en un problema que va en crecimiento, pues son animalitos que fácilmente se aparean y crecen en número.

A pesar de las constantes invitaciones y que se ha buscado hacer conciencia, no se ha logrado hacer entender a  gran parte de la población para que evite la práctica del abandono animal en este sitio; ya que de manera constante personas llegan al cerro y dejan a estos felinos a la deriva, los cuales se quedan ahí causando un serio daño ecológico.

Raquel Briseño dijo que ahora trabajan bajo un análisis para conocer el número exacto de cuántos mapaches y gatos hay en la zona.

Posteriormente, buscaran estrategias de reubicación de esta fauna, gestión que se hará por parte de la Dirección General de Vida Silvestre y de la Semarnat, esto con la finalidad de dar un mejor procedimiento y contener el crecimiento de esta fauna invasora, ya que aunque no lo parece, si representan un riesgo.

Tal vez te interese leer: