buscar noticiasbuscar noticias

Los familiares no se olvidan

La tradición de visitar los panteones el Día de Muertos está vigente, las familias acuden con devoción año tras año, pues consideran que «la única muerte es el olvido»

Los familiares no se olvidan

Melinda Reyes Corrales, visita año tras año a sus 3 hijos y esposo en el panteón Municipal de Ahome conocido como «viejo», menciona que es una tradición en su familia el asistir con un día de anticipación para limpiar con sus manos el espacio que les corresponde. 

Más de 30 años de su vida ha dedicado a visitar a sus familiares que se adelantaron en el camino, y comentó para Luz Noticias que es importante compartir esta tradición con los más jóvenes, reviviendo recuerdos en este día tan especial. 

imagen-cuerpo

«Tenía primero dos hijos, dos niños, de 8 y de 11 meses y después falleció mi hija de 37 años, y aquí, pues tengo las cenizas de mi esposo también y mi papá está acá, con una hermana también, unos 30-35 años viniendo, a ella le gustaba mucho que viniéramos a velar el día último y veníamos todos los años con ella, mis nietos, mis hijos y yo, mis sobrinos también venían conmigo, pues mi esposo tiene 8 mese que falleció», reveló.

Melinda comparte con sus nietos la importancia de recordar a los familiares, espera cada año el Día de Muertos para llevar al panteón las flores que le gustaban a sus familiares, pues son un elemento fundamental en sus velaciones. 

Asimismo, Silvia se traslada desde San Blas, El Fuerte, considera que es importante nunca olvidar a sus familiares, por ellos desde el 1 de noviembre se dedica a limpiar y dejar lista la tumba de su abuela para la velación, cómo también los hace el Día de las Madres, para hacerle compañía en esa fecha. 

imagen-cuerpo

«Es una abuelita, nosotros venimos de San Blas, venimos el 9 de mayo y este día, le traemos su ramito de flores, le rezo lo que yo sé y le prendemos sus veladoras, de todas nada más yo vengo ya, porque mi mamá falleció y pues mis hermanos no se preocupan, pero yo siempre he venido con ella», admitió.

 Las historias que comparten los familiares hablan de que no hay una «mala» forma de velar y recordar a los seres queridos, la decoración, el tamaño de las tumbas, la cantidad de flores y el tiempo que se esté presente son cosas con poca importancia, lo verdaderamente importante es recordarlos.

imagen-cuerpo

NOTAS RELACIONADAS: