«Decidí ser feliz, quitarme el disfraz que no me quedaba»: Adán, chico transgénero