buscar noticiasbuscar noticias

Asesinan a dos sacerdotes jesuitas en iglesia de Cerocahui, Chihuahua

>Jesuitas y la Diócesis de Tarahumara condenan el asesinato; exigen justicia y que les regresen los cuerpos que fueron sustraídos de la parroquia de Cerocahui, Chihuahua.

Los sacerdotes jesuitas Joaquín Mora y Javier Campos fueron acribillados a manos de presuntos integrantes del crimen organizado que irrumpieron en el templo de Cerocahui, en el municipio serrano de Urique y la zona del Parque Nacional Barrancas del Cobre.

La Diócesis de Tarahumara y la Iglesia de Jesuitas en México condenó y lamentó los hechos en el que también falleció un civil, donde posteriormente los cuerpos de los religiosos fueron sustraídos, según datos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua,  por el grupo a cargo del líder criminal José Noel Portillo, alias «El Chueco», quien dirige una célula del grupo delictivo Gente Nueva, brazo armado y operativo del cartel de Sinaloa en esa región.

Asesinan a dos sacerdotes jesuitas en iglesia de Cerocahui, Chihuahua

«Cualquiera pudiera decir que estuvieron en el lugar y momento equivocado; sin embargo, no ha sido así ya que ambos sacerdotes están cumpliendo con su deber de ayudar y socorrer física y espiritualmente a una persona que estaba perdiendo la vida».

imagen-cuerpo

Acribillados en el mismo templo, sin más defensa que la fe en Dios al que sirvieron durante cincuenta años como sacerdotes, no conformes con matarlos, los asesinos se llevaron los cuerpos, sufriendo la misma suerte que tantos desaparecidos, dejando estela de dolor, tristeza e indignación en todos los que los queremos», señaló el comunicado de la Diócesis de Tarahumara y la Iglesia de Jesuitas en México.

En el comunidado exigen la recuperación de los cuerpos que fueron sustraídos del templo parroquial.

«Como diócesis nos unimos a la pena que embarga a la familia de sangre y espíritu que es la compañía de Jesús y a la parroquia de San Francisco Javier que los acogió y se desbordó en apoyo y cariño», añadió el comunicado. 

imagen-cuerpo

José de Jesús Mata Pureco, Secretario Canciller de la Diócesis, en el comunicado, exigió el cese de la violencia que impera en el país y  dijo, reza por las victimas para que el señor las reciba como ofrenda, también subrayó que eleva sus oraciones por los victimarios para que se conviertan ante el mal que provocan a toda la sociedad.

Por su parte, los Jesuitas de México con profundo dolor denuncian el homicidio de los hermanos sacerdotes, condenan los hechos violentos, exigen justicia y la recuperación de los cuerpos sustraídos del templo.

«Hechos como estos no son aislados, la sierra Tarahumara como muchas regiones del país enfrentan condiciones de violencia, todos los días hombres y mujeres son privados de su libertad y asesinados. Los Jesuitas de México no callaremos ate la realidad que lacera toda la sociedad, seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz a través de nuestras obras pastorales».

Por último, denunciaron el dolor que vive el pueblo por la violencia y solidaridad con las personas que sufren empatía y atención pública.

Descansen en paz...

imagen-cuerpo