buscar noticiasbuscar noticias

Diego Luna: «La honestidad es esencial en la escena»

>Para el actor mexicano, el teatro significa «hogar».

«La honestidad es importante, es esencial en la escena», asegura en una entrevista el actor mexicano Diego Luna, que estrenará en España «Cada vez nos despedimos mejor», un proyecto teatral con texto de Alejandro Ricaño.

Se siente cómodo ante el riesgo que conlleva el teatro, aunque también siente un «vértigo brutal», quizá sea donde más expuesto se encuentra, «la radio, la televisión y en el cine protegen».

Diego Luna: «La honestidad es esencial en la escena»

Para este actor, nacido en Toluca (México) en 1979, el teatro «es un encuentro horizontal entre el espectador y el actor, una comunión que tiene que ver con lo real, nos vemos en directo».

Una reacción en el teatro «me importa mucho más que otras que se puedan dar en otro tipo de foro o redes sociales», añade Luna, quien dice estar «feliz» de pisar las tablas de las Naves del Español.

Para este mexicano, hijo del escenógrafo Alejandro Luna (México, 1939) y la diseñadora de vestuario, Fiona Alexander, fallecida en accidente de tráfico en 1982, el teatro significa «hogar».

«Mi padre ha hecho mucho teatro en España. En los años 80 y principios de los 90 había un intercambio de cultura teatral muy abierto», dice el actor y añade: «Hacer teatro me da esa estabilidad tan necesaria en la vida, además de sensación de pertenencia y de arraigo».

Una de las reglas de su vida es hacer teatro cada dos o tres años en su tierra, en México, «porque mi trabajo -explica- me lleva por otros lados y el teatro siempre me regresa a casa, cerquita de los míos».

Ahora tiene la oportunidad de hacerlo en España, «más después de la pandemia cuando el encuentro teatral se ha vuelto tan necesario», señala Luna, quien asegura que en el teatro «se ha convertido en un bálsamo, un refugio hermoso que nos recuerda la posibilidad de encontrarnos».

«El teatro sigue vivo, ha sobrevivido a todo, existirá mientras haya alguien que quiera contar una historia y haya alguien que quiera escucharlas», expresa el actor, que alcanzó la fama internacional con su interpretación en la película «Y tu mamá también» (2001).

imagen-cuerpo

Disfruta mucho parándose en el escenario, «más cuando son espacios pequeños y surge esa intimidad entre el público y el actor», detalla Luna, que estará del 25 de junio al 10 de julio en Naves del Español en Matadero en la Sala Max Aub.

«Cada vez nos despedimos mejor» es la historia de amor de Sara y Mateo, que tratan de entender la manera de estar juntos a lo largo de casi cuarenta años, «un tiempo de encuentros y desencuentros tratando de hacer subsistir su amor en medio de un país que se desmorona a cada tanto».

«Es un trabajo íntimo, historias personales, nuestras propias despedidas», señala Luna, quien considera que es un «texto conmovedor» con «humor ácido e irónico».

«Entre Mateo y yo hay mucho común», dice entre risas al tiempo que asegura que en la obra se habla de temas que para él son fundamentales como «la ausencia de una madre o esa sensación de que siempre se tropieza con la misma piedra».

Obra que surgió tras varios encuentros entre Ricaño y Luna. «Hablamos de nuestra vida y compartimos cerveza y mezcal», dice el actor, quien reconoce que «el ser humano está mal preparado para despedirse de una historia de amor».

«Cuando nos despedimos, generalmente aflora la inmadurez, la violencia, el egoísmo, lo peor de nosotros», concluye el mexicano, que cree que en lugar de ese lado feo, lo que debería aparecer sería «nuestra mejor versión».  

Estrenada hace un tiempo en México, dice que le da «mucho gusto revivirla» y que está reaprendiendo el texto porque la memoria le traiciona.