buscar noticiasbuscar noticias

Desalojan de su casa a mujer de 87 años

>Asegura que pagó 15 mil pesos por ese solar.

Sin advertir con anticipación y sin mostrar un documento, así llegó un actuario del Tribunal de Justicia del Estado de Sinaloa a desalojar a una mujer de 87 años de edad, en la colonia Invasión San Francisco, al sur poniente de Los Mochis.

Toda su ropa, muebles y electrodomésticos, fueron subidos a un remolque, para sacar a la señora Ventura Soto del lugar que dice, ella misma compró por 15 mil pesos, cuando solo era un solar hace siete años.

Desalojan de su casa a mujer de 87 años

«De un día para otro oiga, a mí no me avisó nadie que me iban a sacar, solo que ellos hicieron sus papeles. no me di cuenta hasta que llegaron con el aparato este (remolque), los carros, la policía y eso, que anduvo rondando, la vi pasar varias veces, pero yo no sabía por qué», comentó.

Con un nudo en la garganta, Doña Ventura nos platica que el supuesto dueño nunca la buscó para dialogar al respecto, ni avisarle que era propiedad privada. Tras siete años y ya desalojada, le dice que le vende el lugar para que pueda quedarse ahí.

«El señor me dice que él está de acuerdo en arreglar, que él me vende; pero porqué me va vender mi trabajo, es mi trabajo. Yo le compré a la señora Teresa Osuna, 15 mil pesos le di por el solar, hace siete años», expresó la afectada.

Se solicitó ver un comprobante que avalara lo que ambas partes defendían; los afectados se comprometieron a enviarnos una foto del documento de compra-venta del solar, los ejecutores de esta acción se negaron a mostrar a Luz Noticias documento alguno. Mientras tanto, la mujer de 87 años fue desalojada de la pequeña vivienda que ella misma levantó.

«Yo siento morirme, salirme de mi casa, porque me ha costado muchísimo».

«Pues oiga, morirme es lo único, porque tengo mucho qué perder yo aquí. Tengo muchos árboles, tengo mucho qué perder de mis matas, mi cama, mi vitrina, todo; es como un fraude esto que me están haciendo a mí», manifestó con un nudo en la garganta.

Así, las pertenencias de la señora Ventura fueron llevadas a otro lugar... pero su hogar por siete años, las plantas y árboles que ella misma puso, sus vecinas y una parte de su vida se quedan ahí, un lugar del que ya fue desalojada.
imagen-cuerpo