¿Cuén de regreso a la dirigencia del PAS?

¡Por fin salió humo blanco en el cabildo mazatleco! Edgar González Zatarain, Jesús Javier Alarcón y Nayla Velarde, ocuparán los cargos  de Secretario del Ayuntamiento, Tesorero y Oficial Mayor, respectivamente.  

Con los acuerdos logrados hace unas horas todo apunto a que se termina la crisis de gobernabilidad en la administración municipal que encabeza el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres, ¿será?

También han surgido nuevas interrogantes: ¿iniciará otra crisis en el Gobierno del Estado? ¿Renunciará Héctor Melesio Cuén Ojeda a la Secretaría de Salud? Las anteriores son sólo algunas de las preguntas que dejó el último episodio de la novela mazatleca protagonizada por el Químico y regidores de oposición, principalmente del PAS. Sí, ese culebrón que se pone más intenso que Rubí en sus mejores tiempos. 

Y es que tras varias semanas de "jaloneos", el Partido Sinaloense decidió retirarse dignamente del conflicto y aunque sus regidores no estaban de acuerdo, anunciaron que votarían a favor la terna que en repetidas ocasiones presentó Benítez Torres para designar a quienes ocuparían los cargos en mención.  

Fue el propio ex dirigente del Partido Sinaloense y actual Secretario de Salud, Héctor Melesio Cuén Ojeda, quien reveló a Luz Noticias, que él mismo había tenido que ir a Mazatlán a platicar con los regidores pasistas para recomendarles desistir de esa lucha que se tornaba hostil con el alcalde mazatleco, a pesar de que fue éste quien incumplió los compromisos pactados con el PAS. 

El mensaje que buscaba enviar el partido local en su narrativa era que los regidores le ponían fin al conflicto en favor de Mazatlán, ellos cedían el derecho que les correspondía por haber abanderado a Luis Guillermo Benítez Torres en la contienda que lo llevó a ser presidente municipal por segunda ocasión; ellos ya no querían nada con él, sólo harían lo pertinente y san se acabó. 

Aquello hubiera sido un buen final para el conflicto, uno decente  cuyo daño colateral habría sido mínimo hablando del costo político, pero el Gobernador Rubén Rocha Moya llegó al puerto ese día y le puso sal a la herida. 

El mandatario estatal hizo pedazos la narrativa del PAS y afirmó que este grupo político no había sido el factor decisivo para terminar con el conflicto, en cambio, los tildó de minoría y fue más duro cuando se refirió a Cuén, líder moral del pasismo.  

Y es que al ser cuestionado en la Semanera, dio a entender que Héctor Melesio Cuén Ojeda había pasado de ser un aliado fuerte a un subordinado con el que no tenía porque sentarse a negociar;  «no negocío con nadie y mucho menos si son mis subordinados», fueron sus palabras.   

Sus declaraciones indignaron al pasismo y simpatizantes de Cuén Ojeda, quienes estaban seguros que en breve renunciaría al gabinete estatal. La posibilidad está latente con semejante desdén, dicen algunos. 

Algunos pasistas consideran que Morena no fue justo con el PAS, que los cargos en la administración pública que les dieron no son suficiente, que los problemas que arrastra la Secretaría de Salud representan más un desgaste que una oportunidad para proyectar la figura de Cuén Ojeda, en medio de este escenario y con tan sólo 23 días de ausencia, hay quienes piden el regreso del maestro a la dirigencia pasista.  

APUNTES DE LIBRETA 

— Que el diablo anda suelto advierte la candidata a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Verónica Montaño. Entrevistada por medios de comunicación denunció que hay personas de la administración estatal que buscan dividir al panismo. 

— En el PRD las cosas no pintan bien, el pleito por la dirigencia empezó con una serie de conflictos, por lo cual se pospuso posponer la elección. 

—En Movimiento Ciudadano Sergio Torres comenzó a hacer cambios, aunque mantiene perfil bajo, se comenta que está reestructurando el partido de raíz. 

—En el PRI Cinthia Valenzuela Langarica, anda muy enérgica por todo el estado, desempeñando su papel al frente del PRI, pero también como diputada local del tricolor.


Más de Manuel Aceves