buscar noticiasbuscar noticias

La caravana migrante avanza cansada por el Estado de Oaxaca

>Los migrantes se dirigen a la Ciudad de México y ya han avanzado más de 300 kilómetros, pero todavía les faltan unos 800 para llegar.

La caravana migrante que avanza por el sur de México, en específico por el Estado de Oaxaca, muestra señales de cansancio tras haber cambiado de región y recorrido más de 300 kilómetros.

La caravana se adentró este lunes 25 kilómetros en Oaxaca, segundo estado del país que pretenden atravesar en su camino hacia la Ciudad de México, en donde pretender regularizar su situación migratoria antes de llegar a la frontera norte.

La caravana migrante avanza cansada por el Estado de Oaxaca

Esto implica que el contingente, conformado por al menos 4 mil personas, en su mayoría migrantes centroamericanos y haitianos, lleva más de dos semanas de camino tras partir del municipio de Tapachula, Chiapas, el pasado 23 de octubre.

La madrugada de este lunes, los migrantes reanudaron su camino hacia Chahuites, caminaron sobre la Carretera Panamericana para evitar que el cansancio y el calor del asfalto se sumen a la fatiga que llevan a cuestas.

Antes de llegar a este municipio ubicado en la región del Istmo de Tehuantepec, las autoridades municipales interceptaron a uno de los activistas que acompañan la caravana, Irineo Mujica, de Pueblo Sin Fronteras, e invitaron a los migrantes a quedarse en la unidad deportiva por el riesgo sanitario de la pandemia de covid-19, y además les pidieron usar mascarillas.

En el lugar, algunos migrantes mostraron su certificado de vacunación contra Covid-19.

Por al menos cinco horas la circulación vial en el tramo carretero Corazones - Chahuites fue con restricciones, y elementos de la Guardia Nacional recomendaron a los conductores circular con precaución y no permitir que los migrantes suban a las plataformas de los vehículos, para evitar caídas.

En la travesía, madres de familia y niños caminan a menos de tres metros del paso de camiones en movimiento, con sus hijos montados en carriolas, bicicletas y transportes improvisados.

«Ya llevo como un mes caminando, más de un mes», dijo a medios Salvador, quien mientras camina arrastra una carriola donde viaja su hijo y empezó su travesía desde El Salvador.

Tras cinco horas de caminata y con una temperatura de 29 grados centígrados, los migrantes llegaron a Chahuites, un municipio marcado por la violencia y la persecución de migrantes, pues forma parte de la ruta habitual para llegar a Estados Unidos.

Los migrantes han avanzado más de 300 kilómetros, pero todavía les faltan unos 800 más para llegar a la capital mexicana.

Los migrantes avanzan en medio del dolor que ha ocasionado en días recientes la muerte por disparos de la Guardia Nacional de un migrante cubano, quien viajaba en un vehículo junto con otras personas.

Además, la semana pasada se produjo al menos un choque con la Guardia Nacional entre migrantes y agentes, con varios detenidos y también elementos de seguridad heridos.