buscar noticiasbuscar noticias

Permanecerán negocios de Mazatlán cerrados hasta que pase el riesgo del huracán

>La Fecanaco en Sinaloa indicó que se priorizó en la seguridad de los empleados para que permanezcan bajo resguardo en sus viviendas.

Debido a que la alerta por el paso del huracán «Pamela» sigue vigente en el sur del estado, lo negocios permanecerán cerrados y, en la medida que pase el riesgo, irán incorporándose a sus actividades para dar servicio a la ciudadanía, indicó Miguel Hernández Fonseca.

El Presidente de la Federación de Cámaras de Comercio en Sinaloa (Fecanaco) destacó que, no obstante de pasada la intensidad del huracán en el puerto, se optó por mantener en precaución la mayoría de los negocios; incluso, en algunos servicios indispensables, como el transporte público, que no se ha regularizado.

Permanecerán negocios de Mazatlán cerrados hasta que pase el riesgo del huracán

Precisó que se llegó al acuerdo de priorizar en la seguridad del personal y evitar exponerlo a los riesgos que trae  consigo un huracán, que pese a que dejaron de sentirse sus efectos la mañana del miércoles, se mantuvieron las recomendaciones de Protección Civil de estar a la expectativa y bajo resguardo.

imagen-cuerpo

«En las próximas horas progresivamente iremos reanudado el servicio comercial en Mazatlán, en las pláticas que tuvimos con comerciante de esta zona y los patrones de los negocios, es que se les den todas las facilidades a la plantilla laboral para que permanezca en sus hogares, porque es más importante las vidas humanas que reanudar la actividad económica», asentó.

En el recuento de los daños, el dirigente de la Fecanaco en Sinaloa apuntó que los negocios más afectados por «Pamela» fueron del sur del estado, sobre todo en Elota, mientras que en el caso de Mazatlán, se debió a lo débil de la infraestructura de  algunos negocio, lo que causó que el viento le derribara anuncios y les afectara en sus ventanas y techos.

Dijo que a través de la delegación de la Canaco ServyTur en la zona sur se avocarán a contabilizar los daños para ofrecer el  apoyo a los comercios que resultaron con afectaciones severas.