buscar noticiasbuscar noticias

Denuncian a «El Químico» ante el TEESIN por excluir a regidores pasistas de entrega-recepción

Fueron cinco regidores del PAS y uno de Morena quienes, ante el Tribunal Electoral de Sinaloa, interpusieron un juicio contra el alcalde de Mazatlán

Regidores electos del PAS y Morena interpusieron un juicio en contra del alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, ante el Tribunal Electoral de Sinaloa para reclamar que se les haga partícipes en el proceso de entrega-recepción del Ayuntamiento de Mazatlán «tal y como lo establece la ley», anunció el Partido Sinaloenses (PAS) mediante un comunicado.

Reynaldo González Mesa, uno de los regidores afectados, explicó que ante esto se interpuso un juicio de protección de derechos políticos electorales.

Denuncian a «El Químico» ante el TEESIN por excluir a regidores pasistas de entrega-recepción

«Los cinco regidores electores del Partido Sinaloense y uno de Morena, del municipio de Mazatlán, presentamos ante el Tribunal Electoral de Sinaloa un medio de impugnación que se denomina Juicio para la Protección de los Derechos Políticos Electorales de los Ciudadanos. Lo anterior en virtud de que el presidente municipal Luis Guillermo Benitez Torres no cumplió con lo establecido en la Ley de Entrega - Recepción de Sinaloa y en el reglamento municipal al no establecer la comisión de enlace para entregar el estado que guarda la administración municipal, quebrantando así nuestros derechos como regidores electos», explicó.

La denuncia es firmada por los regidores electos del PAS: América Cinthia Carrasco Valenzuela, Francisca Osuna Velarde, Jesús Osuna Lamarque, Reynaldo González Meza y Jesús Rafael Sandoval Gaxiola. Asimismo, se suma el edil electo de Morena, Roberto Rodríguez.

Explicaron que no es un “pleito” con la persona del alcalde en funciones, sino una forma de evitar que se repitan situaciones como los que ya se han tenido en el pasado con la síndico procurador Elsa Bojórquez, quien lo acusó de bloquear sus funciones.

De acuerdo a las leyes vigentes, el ayuntamiento saliente está obligado a partir de un mes antes del inicio de la nueva administración a establecer los protocolos de entrega-recepción. Al no acatar estas disposiciones, el alcalde en funciones “impide a los regidores conocer del estado que guarda la Administración Municipal saliente, explica el PAS.

Ante esta grave omisión, los regidores afirmaron que se podría impedir el acceso legal al cargo no solo al alcalde, sino a los propios regidores, electos por la voluntad de los ciudadanos.