Contabilidad, ¿No?

Como recordaran, en nuestra publicación anterior analizamos la propuesta del Ejecutivo sobre la adición del Régimen Simplificado de Confianza de Personas Físicas dentro de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, a la cual, bajo el esquema que estarían tributando este impuesto, de ser aprobado, la base se determinaría de los CFDI emitidos y que efectivamente hayan sido cobrados sin deducción alguna.

Dentro de la exposición de motivos, nos señalan que, bajo este esquema de tributación, el contribuyente no necesitaría auxiliarse de terceros para el cálculo del gravamen y, a la vez, lo estarían eximiendo de la obligación de llevar y presentar la contabilidad electrónica, para lo cual, tanto el titular del Ejecutivo, así como la del Servicio de Administración Tributaria (SAT) han señalado que los contribuyentes que opten y se encuentren en el supuesto de poder tributar bajo este nuevo régimen se ahorrarían un costo.

Pues bien, déjeme decirle que la obligación de que toda empresa lleve contabilidad no es regida por nuestras normas fiscales, este es un mandato del Código de Comercio, el cual es la normativa legal que siguen las empresas. Esta se utiliza para regular sus actividades en las relaciones mercantiles y el seguimiento de sus operaciones. En otras palabras, el Código de Comercio es la legislación jurídica que regula todas las actividades comerciales que tiene una empresa.

De acuerdo con el Código de Comercio, todos aquellos que se consideren comerciantes tiene la obligación de llevar contabilidad: "Artículo 16. - Todos los comerciantes, por el hecho de serlo, están obligados. Que dicho sistema de contabilidad, permita la preparación de estados financieros".

Mal han informado a los contribuyentes, ya que lo único que están otorgando es la no obligatoriedad de llevar y enviar la contabilidad electrónica, amén de aquellos que no quieran llevar contabilidad y ostenten el decir que son empresarios.

La contabilidad es esencial para la toma de decisiones, ¿Quieres saber quién te debe?, ¿a quién le debes?, ¿Cuánto vendiste?, ¿Cuánto te costo vender?, ¿Cuánto gastaste?, solicitar crédito comercial o ante instituciones financieras. Pues qué crees... vas a tener que llevar contabilidad y así preparar estados financieros que le permitan conocer la información antes descrita.

La propuesta de este nuevo régimen fiscal para contribuyentes personas físicas no es mala, ya que simplificaría el cálculo del pago del tributo, pero venderla con este tipo de aseveraciones no es lo acertado.

CP y MI Gilberto Soto Beltrán

Email: gilsoto70@prodigy.net.mx

Twitter: @gilsoto70

Facebook: Gilberto Soto


Más de Gilberto Soto