buscar noticiasbuscar noticias

Confirman dos muertos y un herido grave en un tiroteo en un casino en EE.UU.

El presunto atacante fue abatido a las afueras del restaurante.

Washington.- Dos personas perdieron la vida y una tercera resultó herida de gravedad en la noche del sábado después de ser atacadas a tiros por un sujeto que fue abatido por las autoridades en casino situado cerca de la ciudad de Green Bay, en Wisconsin (EE.UU.), informó la Policía.

"Tenemos dos víctimas que han fallecido, una víctima que está gravemente herida, y luego el propio tirador ha fallecido", dijo el teniente Kevin Pawlak de la oficina del sheriff del condado de Brown, donde está Green Bay, a los periodistas en la madrugada de este domingo.

Confirman dos muertos y un herido grave en un tiroteo en un casino en EE.UU.

El oficial explicó que al parecer no se trató de un tiroteo al azar y que el atacante, que no fue identificado de inmediato, tenía como objetivo a una persona a la que no pudo hallar, por lo que abrió fuego en un restaurante ubicado en ese complejo.

"Al parecer decidió disparar a algunos de los amigos o compañeros de trabajo de la víctima", agregó.

 Pawlak no descartó que el hecho esté relacionado con un asunto del trabajo, e indicó que investigan "si todos ellos trabajaron allí o no".

Los informes indicaron que dos de las víctimas fueron halladas en un restaurante del Casino Oneida y una más en la entrada del lugar. No se revelaron sus identidades.

El presunto atacante fue abatido a las afueras del restaurante.

Este hecho se registra después de los tiroteos ocurridos en las últimas semanas en Estados Unidos, los más recientes el pasado jueves en Nueva York y Carolina del Norte.

En la Gran Manzana dos personas que se encontraban cenando en la terraza del icónico restaurante Peter Luger Steak House resultaron heridas por los disparos de otro de los comensales, mientras que otras cinco personas murieron, entre ellas dos policías, tras una toma de rehenes y un tiroteo en la localidad de Boone, Carolina del Norte.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha calificado como una "vergüenza internacional" la violencia armada en el país y ha pedido endurecer las normas para restringir el porte y la comercialización de las armas.