buscar noticiasbuscar noticias

Flota camaronera de Mazatlán, en riesgo por falta de recursos

De 550 barcos, sólo 300 salieron a viaje de captura la pasada temporada y se estima que este año tampoco salgan todos a pescar, debido a la baja rentabilidad.

Mazatlán, Sin.- A la deriva se encuentra la flota |camaronera de Mazatlán, ante el alto costo del diésel e insumos, que ha obligado a los dueños de embarcaciones a retrasar  las reparaciones necesarias  para poder zarpar la próxima temporada de pesca.

En el muelle del Parque industrial Alfredo Bonfil luce una flota de barcos deteriorados por su antigüedad y por la corrosión que causa el mar; no obstante, no todos podrán salir en época de capturas, como ya ocurrió el ciclo pasado en el que se quedaron amarrados más de 200 camaroneros.

Flota camaronera de Mazatlán, en riesgo por falta de recursos

Adalberto Visai, de oficio laminero, apuntó que el costo de los insumos se ha duplicado en los últimos dos años, por lo que reparar una embarcación puede requerir como mínimo, arriba de un millón de pesos, llevándose varios días en los trabajos, de allí la urgencia de empezar lo antes posible.

"Hasta septiembre sale otra vez, es importante empezar porque el tiempo se va... Mínimo en un caseta de reparación en cuestión de soldadura, unos dos meses, a parte la maquinaria. No va a haber reparación la gente quedo temblando, no hubo utilidad, si hubo producción pero  no la necesaria para meterle dinero a los barcos".

imagen-cuerpo

Las reparaciones en la temporada de piojillo sirven a los pescadores porque consiguen emplearse durante la veda del camarón, por lo que muchos están a la expectativa de que inicien con los trabajos.

"Por ejemplo yo soy solador, yo estoy esperando, haber donde hay chancita, por eso vengo todos los días, y donde haya chancita yo sé que me van a hablar, tengo 50 años de soldador, ahorita no se ve movimiento, pero habiendo movimiento yo mismo me arrimo"

La flota camaronera de Mazatlán está compuesta por aproximadamente 550 embarcaciones, de las  que únicamente 300 salieron a pescar la pasada  temporada, debido a que cada barco requiere  reparaciones, avituallamiento y 50 mil litros de diésel por viaje, y de no registrar buenas capturas se le  destina a su amarre en puerto.