Personas físicas

Toca el turno de presentar la declaración anual a las Personas Físicas, las cuales para la autoridad, son el mayor número de contribuyentes inscritos en el RFC y, de acuerdo con la Ley de Renta, el periodo de presentación es durante el mes de abril.

¿Qué personas físicas deben presentar la declaración anual?

En el caso de personas físicas asalariadas, a continuación se presenta una lista de aquellas que deben presentar su declaración de impuestos sin excepción: 

Personas con una sola patrona o patrón, que dejaron de recibir un sueldo antes del 31 de diciembre de 2020.

Aquellas que trabajan para dos o más jefes simultáneamente.

Quienes devengan sueldos provenientes del extranjero.

Personas con ingresos extra diferentes a salarios.

Quienes obtengan ingresos por indemnización o jubilación menores a 400 mil pesos. 

Para las actividades empresariales, se deben incluir aquellas que tributan en el Régimen de Incorporación Fiscal y realizan pagos bimestrales con coeficiente de utilidad, además de aquellas que se realizan mediante plataformas tecnológicas y que aún no opten por pagos definitivos.

Cobro de rentas, intereses o dividendos, adquisición y enajenación de bienes, también son otros de los aspectos que califican para realizar una declaración de impuestos ante el SAT.

Es importante tener a la mano sus gastos personales, los cuales únicamente son deducciones para la declaración anual, ya que, si bien es cierto, los mismos aparecen precargados en el aplicativo de la declaración puede que por alguna situación ajena a usted no venga, por lo que deberá incluirla de forma manual.

No se le pase llenar dentro del apartado de datos la información correspondiente a ingresos exentos, como una operación de venta de casa habitación, una herencia o legado que haya percibido, inclusive un donativo, siempre y cuando el importe sea superior a los 600,000 mil pesos, ya que, de no hacerlo, y si la autoridad en el ejercicio de facultades los descubre, los mismo dejarán de ser exentos y tendrá que pagar ISR.

Asimismo, lo referente a créditos obtenidos durante el ejercicio 2020, llámese automotriz, hipotecario, tarjeta de crédito, de casas comerciales, e incluso créditos personales que le hayan otorgado.

Es importante reflejar esta información, ya que es una manera de demostrar por qué gastamos más de lo que percibimos (si fuera el caso), porque de no hacerlo, la autoridad nos podrá solicitar información para demostrarlo, ya que podría presuponer que estamos en discrepancia fiscal.

Recuerde, la fecha límite para la presentación de la declaración anual es el 30 de abril, evite sanciones económicas por no hacerlo.

CP y MI Gilberto Soto Beltrán.

Email: gilsoto70@prodigy.net.mx

Twitter: @gilsoto70

Facebook: Gilberto Soto


Más de Gilberto Soto