INE y AMLO: Disputa por la mañanera

El escenario político, económico y social de México se torna cada día más complicado.

Las confrontaciones entre los principales actores que dan vida política al país se tornan cada día más cruentas e insostenibles.

En los procesos electorales hoy vemos que "los perros" de casa no solo le ladran y muerden al del vecino, sino que se muerden entre sí. Las palabras conciliadoras claudican ante los gritos y las acusaciones entre unos y otros.

El diálogo muere frente al comportamiento de los hombres y mujeres que hoy luchan por el poder; unos tratando de conservarlo y otros buscando la manera de arrebatárselos.

Pero, al parecer, olvidados todos de buscar solución de manera conjunta a las grandes prioridades que reclama el pueblo de México.

Y lo peor, es que en esa confrontación de ideas e intereses políticos, está inmerso de manera directa y presencial el mismo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Algo no visto en gobiernos anteriores, No por lo menos de manera tan directa y radical entre las partes.

AMLO SALTA AL RING EN LA LUCHA ELECTORAL

Y es que el ingrediente que nos faltaba para enriquecer el clima de confrontaciones políticas que el proceso electoral de éste año está generando, lo dispuso el ejecutivo nacional al llevar al escenario público el recrudecimiento de la nueva edición de su conocida disputa con el Presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Se trata de un "tiro" que, sin duda, generará un clima de incertidumbre en el entorno político nacional, luego del anuncio del Presidente del órgano electoral de ordenar a AMLO la suspensión temporal de las conferencias mañaneras.

Fue sin duda uno de los golpes más severos que para su investidura presidencial, así como para su proyecto de nación pudo haber recibido el mandatario tabasqueño.

Córdoba le pega al orgullo de su gobierno, como  es "La mañanera", desde la cual Andrés Manuel ha marcado la agenda presidencial desde el inicio de su gobierno.

La solicitud es suspender las conferencias a partir del mes abril y hasta el mes de junio, por considerar que son utilizadas por el Presidente como propaganda electoral en beneficio de su partido Morena.

Por supuesto que la esencia política de belicosidad temperamental de AMLO no podía esperar largo tiempo para responder al Presidente del INE, por lo que desde la propia tribuna de la conferencia en disputa le soltó su artillería a Lorenzo Córdova.

"Nos quieren silenciar dijo, y calificó la medida de ser una gran intolerancia; "Está claro, que el director del INE pretende ponerse de moda para estar a nivel mundial en materia de censura a la libertad de opinión", arengó, en clara alusión a lo que está ocurriendo con su todavía homólogo Donald Trump.

¿Cómo nos van a quitar el derecho de informar?, preguntó enseguida, y aseguró que sería como quitarle al pueblo el mismo derecho a la  información y la manifestación.

López Obrador dio a conocer que acudiría ante las instancias judiciales, para defender su libertad de expresión, ya que la medida del INE es un acto de censura. Sería un agravio. Un atentado a la libertad, aseguró.

Enseguida, el presidente anunció que pedirá a los mexicanos que opinen si está bien que el órgano electoral lo silencie ¿Otra consulta ciudadana?

Que diga el pueblo si está bien que en México no pueda hablar el presidente y que no pueda informar, sería la pregunta al pueblo de México.

Me queda claro que AMLO le bateará la bola al INE, llevando el conflicto al pueblo sabio y bondadoso de México para que diga quién tiene la razón, sabedor de que las opiniones le favorecerán de manera abrumadora... Y ello, en pleno proceso electoral.

Ya para rematar su pronunciamiento, López Obrador le dejó caer varios ganchos al hígado y unos volados a la mandíbula a Don "Lencho" Córdova" al decirle: "No somos iguales, ni participamos en fraudes electorales, ni violamos la ley, ni entregamos candidaturas, ni registros de Partidos políticos por consigna". Le pidió que no se preocupe, porque él no practica el fraude electoral ni es antidemocrático.

Al final, el presidente quizá tuvo un serio resbalón, ya que tácitamente aceptó que en efecto, la mañanera la estaría utilizando para respaldar a los candidatos de su Partido a los distintos cargos de elección popular.

¿POR QUÉ?... Por lo que dijo al término de sus ataques defensivos y ofensivos en contra del INE y su presidente;

"¿Y qué quiere el INE?, ¿que nos crucemos de brazos con la campaña en contra de todos los medios de comunicación, de sus voceros y los que representan al antiguo régimen?", preguntó el mandatario... Tan bien que iba el presidente para terminar con ese tropiezo... Digo Yo.


Más de Armando Ojeda