El Hartazgo

Isaac García Nucamendi, psicólogo social, nos habla del hartazgo y los efectos depresivos de la pandemia.

La Asociación Americana de Psiquiatría menciona los síntomas presentes en un estado o trastorno depresivo y el más recurrente es la tristeza.

Entrevistado por Jessica Morales, para el portal digital Paralelo, Isaac García Nucamendi explica que hay otros síntomas de la depresión, como el desinterés, cuando la persona ya no quiere ir al trabajo o realizar alguna actividad, la pérdida o aumento de peso, cansancio, insomnio, falta de capacidad de concentración y la culpabilidad.

El psicólogo explica que asociamos la tristeza rápidamente con la depresión, pero no siempre es así. Puede ser un joven que está irritado constantemente, enojado y se aísla, o una persona adulta que ya no quiere ir al trabajo, ha dejado de comer y no necesariamente expresará llanto.

Respecto a cómo ayudar a una persona con depresión, Isaac García recomienda escuchar a la persona, pero de manera genuina. No solo para decir "No te preocupes, no pasa nada", sino darle espacio a la problemática que está generando la depresión.

"No basta con apapachar", sino que hay que escuchar y ser congruentes, porque al final decir que "Todo estará bien" solo sería minimizar el problema, pero el problema sigue ahí; por ello, a la persona hay que hablarle para que se sienta realmente acompañada.

Asimismo, considera que a todos nos afecta la pandemia, aunque no en la misma medida, porque tiene que ver con las circunstancias que rodean a la persona. La población más afectada es la de mayor edad, porque una de las problemáticas constantes del COVID-19 es la mortalidad en adultos mayores, pues es casi imposible que una persona con hipertensión y diabetes sobreviva, aunque también hay excepciones.

Otra de las problemáticas de esta población es el aislamiento o la soledad y con la pandemia se está dando en muchas personas, sencillamente para no contagiar a sus padres o abuelos los dejaron de visitar y están sufriendo de aislamiento o abandono.

Finalmente, los niños y jóvenes también sufren por el desprendimiento de los amigos y la escuela. Además, sucede que algunos padres piensan que al estar en casa y no en la escuela, pueden exigir más a sus hijos, y con algunos maestros ocurre lo mismo, porque piensan que sus alumnos sólo están en casa para hacer tareas. (Hasta aquí Isaac García Nucamendi y Jessica Morales).

Comentario de JPR:

Todas las especulaciones de los padres o los maestros sobre lo que pasa con los hijos o alumnos confinados en sus casas en estos tiempos de la pandemia y el Covid-19, realmente intentan dar cuenta de lo que piensan que afecta a los muchachos que toman clases vía internet, aunque es obvio que no logran su propósito.

De hecho, debemos entender que la pandemia afecta a todos y cada uno de los miembros de la familia, así como a los maestros que ahora enseñan vía internet.

Y eso debe tener efectos sobre las relaciones familiares y escolares.

En la medida que todos guardemos cierta consciencia de estas limitaciones, las relaciones serán más tolerables en casa. 

Piénsele bien y seguiremos platicando...

WhatsApp: 6688568565

jperezrobles@gmail.com


Más de Javier Pérez Robles