Quirino y Alito: ¿Habrá encontronazo?

La fecha para la definición del candidato a gobernador de Sinaloa  está a la vuelta de la esquina.

El martes, si no hubiere cambios de última hora, se publicará la convocatoria que contempla las bases en que el partido tricolor se tendrá que basar para elegir a su candidato al gobierno de nuestro Estado.

Y precisamente, sobre el tema del contenido de la convocatoria que lanzará el CEN del PRI, hice referencia el pasado viernes en la mesa de análisis del noticiero radiofónico Luz-Noticias que dirige Víctor Torres.

Y ahí abiertamente puntualicé: "Es muy probable que la convocatoria contemple una cláusula donde se exija a los aspirantes al cargo de candidato a gobernador del Estado, el requisito indispensable de probar su militancia partidaria".

Pero hoy, en este espacio agregaría: Si alguien con voz y poder no se interpone y derriba esa posibilidad, que hoy se encuentra contemplada.

Pero, frente a la hipótesis de que la cláusula transite, prácticamente estaríamos viendo fuera de combate a dos importantes prospectos, como son los secretarios de Educación Pública y de Economía del gobierno del Estado, Juan Alfonso Mejía y Javier Lizárraga Mercado, respectivamente. Sobra decir, que ninguno de los citados es militante activo del PRI.

En mi particular punto de vista, expuse en el mismo tenor, que de convertirse en realidad esa especie de rumor de la posible cláusula,- para algunos incómoda-, estaríamos ante un PRI con solo dos cartas para jugar.

¿LAS DOS CARTAS? El líder del CDE del PRI, Jesús Valdés Palazuelos y el Senador Mario Zamora Gastélum, ambos con buena foja de presentación, fuerza y presencia suficientes para dar la pelea a MORENA y su candidato Rubén Rocha Moya.

Pero claro, no olvidemos que en política todo es posible, por lo que en el escenario de LAS DOS CARTAS, no se puede descartar al posible bateador emergente.

¿Los nombres, para ello contemplados?; Aarón Irízar López, Alfredo Villegas Arreola y Aarón Rivas Loaiza.

Es entonces el escenario que en estos momentos se observa en Sinaloa, y que desde luego se encuentran en la etapa de acuerdos y concensos.

Sin embargo, si los acuerdos no llegan a buenos términos entre "los altos liderazgos que definen estos temas,  es posible que estemos en las vísperas de un choque de trenes.

¿Pero, por qué la posibilidad de ese choque de trenes?; La respuesta me la entrega mi fuente informativa. 

Por la razón de que el Presidente del PRI Alejandro Moreno al parecer ya le dio su aprobación y visto bueno a "Chuy" Valdés, y si esa decisión no camina de manera paralela a las intenciones del gobernador de Sinaloa Quirino Ordaz Coppel, el encontronazo se haría posible.

Se comenta, que "Alito" ya hizo el compromiso y le entregó su mano de caballero a Valdés Palazuelos de hacerlo candidato al gobierno de Sinaloa, incluso aún por encima de cualquier objeción que se pudiera presentar.

"Alito" Moreno quiere hacer valer su investidura de líder máximo del PRI Nacional, y ya sin un Presidente de la República que lo pudiera meter al redil, asegura que no aceptaría imposición alguna... ¿Será?.

EN EL OTRO FRENTE político, la guerra política que se libra en Sinaloa por las distintas posiciones en juego camina aprisa hacia el descrédito público. Poco a poco la lucha por el dinero y el poder se hace más evidente.

Las viejas luchas políticas ya no se da entre ideologías, propuestas, posturas, ni a través del buen entendimiento.

Las guerras más cruentas que se viven de manera más intensa, pareciera ya no es entre partidos opositores.

Los pleitos son ahora al interior de los propios partidos políticos. Es decir, una guerra entre los soldados de la misma tropa.

Luis Guillermo "El Químico" Benítez y la Senadora Imelda Castro, seguidos por un grupo de Diputados, encabezan en estos momentos un movimiento tendiente a impedir que "Su candidato" al gobierno de Sinaloa Rubén Rocha Moya logre un acuerdo de alianza común con el Partido Sinaloense, el PAS hacia las elecciones de este año.

Pareciera ser que los insurgentes de MORENA no desean que Rubén Rocha Moya gane las elecciones venideras, me comentaba un amigo ayer.

Me queda claro que el problema de los líderes de MORENA no es en contra de la ideología y principios básicos que pudiera impulsar el PAS, sino en contra de su figura central, como lo es su promotor y líder moral, Héctor Melesio Cuén Ojeda, en cuya figura centralizan sus ataques.

Es indudable, que viejas rencillas de lo que ha sido la lucha universitaria afloran al calor de las contiendas electorales

La bandera de los insurgentes de MORENA es la supuesta defensa de la autonomía de la Universidad Autónoma de Sinaloa, y su esencia de izquierda, la que según aseguran, le ha arrebatado desde hace años el mismo  Melesio Cuén y sus aliados, por lo que les parecería indignante una alianza con su partido.

En una especie de delirio el "Químico Benítez, expresa su pesar por el hecho de que Cuén Ojeda y la camarilla mafiosa que dicen lo acompaña en su tarea política, le arrebataron a los jóvenes la rebeldía política y social que ostentaban en los años 60s. Es que según Benítez Torres las juventudes de la UAS perdieron el ímpetu revolucionario que anidaba en la UAS.

La Senadora Imelda Castro por su parte, asegura que éste movimiento no afecta la candidatura de Rubén Rocha Moya.

¿No habrá daño a la candidatura de Rubén Rocha Moya Senadora?. Yo discrepo grandemente con usted, por la razón de que, tal vez queriendo, o sin querer, le engordaron el caldo a dos personajes  públicamente despreciados por MORENA, pero que situados juntos y en bandos opuestos, pueden ser adversarios electorales de alto riesgo para su Partido y sus candidatos.

Me refiero por supuesto al propio Melesio  Cuén Ojeda y Gerardo Vargas Landeros, a quienes ustedes unieron con su desprecio, desdén y ataques a su integridad política y moral.

Finalizo con una pregunta; ¿Se han puesto a pensar en lo que pasará si Melesio Cuén decide entregar la candidatura del PAS al gobierno del Estado de Sinaloa a Gerardo Vargas Landeros?... ¿No lo pensaron?.. ¿O es parte de un juego político en el que ustedes participan?... Todo es posible.


Más de Armando Ojeda