buscar noticiasbuscar noticias

Adiós al sueño del Caribe, Mazatlán es eliminado

Las aspiraciones de Venados quedaron enterradas en el Estadio Sonora

Hermosillo, Son.- Una solitaria carrera concebida en la segunda entrada por Luis Alfonso "Cochito" Cruz, terminó por pulverizar las aspiraciones de Venados, en su anhelo por volver a disputar una Serie del Caribe en Mazatlán, culminando en el Estadio Sonora una temporada para el olvido.

Juan Navarrete movió sus piezas en el bullpen y el abridor californiano Ryan Verdugo, hizo honor a su apellido, representando una verdadera pesadilla para la novena visitante durante siete episodios.

Adiós al sueño del Caribe, Mazatlán es eliminado

imagen-cuerpo

Con la ventaja estrenada durante la segunda entrada tras un descuido entre el primera base Carlos Muñoz y el tercera base Jorge Flores, en la que el "Cochito" Cruz logró avanzar hasta el pentágono; Naranjeros custodió el 1-0 desde ese momento.

El oriundo de Pasadena (California), toleró tres hits sin daño para los locales, retirando a dos rivales. Raúl Barrón, el ligamayorista Rafael Martín y Marcelo Martínez, se combinaron en el octavo episodio para preservar la ventaja, y aunque la labor del bullpen visitante fue extraordinaria –con el coahuilense Francisco Ríos lanzando siete completas, con cinco ponches, y el yucateco Roberto Espinosa destacando en la octava con un ponche–, a Mazatlán le hacía falta más que eso para mantener la esperanza que poco a poco se diluía en aguas sonorenses.

imagen-cuerpo

Con cuatro turnos al bat, el recién debutante con Tigres de Detroit, Isaac Paredes, estuvo muy debajo del nivel que mostró el verano pasado en su debut en Grandes Ligas; lo mismo que el italo-americano Anthony Giansanti quien recibió una base por bola y un ponche, en tres turnos.

Ramón Ríos lo intentó con un par de hits, los cuales no lograron concretarse, al igual que los intentos de Edson García.

En la novena Navarrete manda al montículo a Robinson Leyer,  el dominicano que debutó recientemente con los Medias Rojas de Boston, y quien apenas el sábado dos de enero había debutado en el circuito invernal.

Finalmente, con par de hits tolerados, el cerrador de 27 años se adjudicó el salvamento, sentenciando la eliminación de Mazatlán, poniendo punto final a un torneo lleno de incertidumbres en el que a duras penas lograron clasificar a la postemporada (en la octava posición, con marca de 28-30), sumada a la destitución de Juan José Pacho (el pasado 20 de noviembre), tomando su lugar Pablo Ortega, que poco logró para evitar el derrumbe de un sueño, en el que Venados aspiraba a disputar su segunda Serie de Caribe como anfitrión, desde el 2005, año en que cristalizaron su primer título continental, sumando en 2016 su segundo campeonato, esta vez como sede Santo Domingo (República Dominicana).