El Arca de Andrés

Los hechos ocurrieron en México, durante el año 2018, en donde, de acuerdo a los testimonios obtenidos en los registros de las hemerotecas de los principales diarios del País, en esa histórica fecha nuestro País fue azotado por una epidemia política, catalogada por los virólogos como "POLIDEMIA", dadas las magnitudes alcanzadas.

En efecto, nuestra narrativa de hoy, ocurrió precisamente en México, el territorio donde la extraña mezcla de la inteligencia, con la ironía y el romance, la valentía, y el amor por su Patria, dan vida humana a ese País polifacético en el cual todo cabe y nada sobra.

Y Sí, se tata de nuestro México. El País que no obstante estar ubicado geográficamente en América, a los orgullosos habitantes nunca se nos ha identificado como Americanos, ya que hasta ese privilegio nos arrebataron los Gringos.

México, nuestra grandiosa y amada patria, sufrió en efecto hace un par de años de una tremenda "POLIDEMIA", originada por un extraño virus identificado por los expertos en la materia, como SUERTE-18.

Si, acertó usted. Me refiero a la gran suerte que en cosa de pocos meses recorrió nuestra geografía nacional, virilizando e impactando de manera frontal a gran parte de la población nacional.

Se asegura por parte de los rastreadores del virus SUERTE-18, que éste se generó en un pueblo conocido como MACUSPANA perteneciente al Estado de Tabasco en el sureste mexicano.

Y como en toda epidemia, la propagación en la Nación del citado virus tuvo como responsable a un personaje dinámico e incansable que con su contacto permanente con el pueblo mexicano, logró dar vida a la multicitada "POLIDEMIA".

Las crónicas y notas periodísticas narran con detalle cronométrico la forma en que el promotor de la actividad viral, se convirtió en una especie de Mesías, ordenando incluso a sus "Apóstoles" la construcción del "Arca de Andrés". Algo similar a la Bíblica embarcación del Patriarca Noé.

"La nuestra servirá para salvar a los mexicanos de la catástrofe nacional en que manos perversas la están conduciendo hacia el abismo final", fue la orden del Mesías mexicano en aquel momento.

¿Pero señor, también en el "Arca de Andrés" subiremos animales?, quiso saber uno de sus fieles seguidores. .. Si, y obligados por las circunstancias tendrán que ser muchos, respondió el gran señor.

Y la predicción del poderoso hombre de Macuspana se cumplió de manera cabal, ya que no fueron pocos los que por haber sido contaminados por el virus "SUERTE-18" subieron al "ARCA DE ANDRES", para viajar en el "tour de los suertudos", sin importarles desconocer objetivos, rumbo ni destino de su viaje placentero.

SURGEN CONFLICTOS ENTRE AFECTADOS POR LA POLIDEMIA.

Hoy, a menos de dos meses de que finalice el año 2020, muchos de los viajeros del "ARCA DE ANDRÉS", parecen haber superado el virus de la suerte, que les permitió abordar y viajar en esa embarcación.

Hoy buscan desesperados preservar esa suerte que la POLIDEMIA de su Mesías les entregó en charola de plata.

La realidad es que algunos aprovecharon su momento y conservan aun la suerte otorgada.

Sin embargo, la gran mayoría, gracias a su mal y hasta desastroso desempeño en la encomienda recibida ya no podrá repetir la hazaña del 2018.

Por más esfuerzos que realicen, ese tipo de turistas deberán abandonar "LA BARCA DE ANDRES" en el viaje programado para el 2021.

UN EJEMPLO.- En la lucha por la dirigencia Nacional del Partido, cuyo líder moral es el mismo promotor de la SUERTE, sus invitados VIP han ofrecido un espectáculo, muy parecido al circo Romano.

Y es que la lucha ha sido descarnada entre los Apóstoles del Mesías, mostrando un patético canibalismo, tan cruento que pareciera llevar la idea de matar el virus "SUERTE -18" que los llevó a ocupar los espacios políticos que hoy ostentan.

OTRO EJEMPLO.- En  Sinaloa, dos infectados por la SUERTE -18, constituidos uno en Presidente municipal de Culiacán, y otra en Diputada con calidad de Presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, se han  enfrascado en una triste y patética especie de riña callejera, dejando entrever a la opinión pública una grave pobreza intelectual y política.

Jesús Estrada Ferreiro y Graciela Domínguez Nava, llegaron a los cargos que ostentan, gracias más que nada a la suerte de haberse embarcado en "EL ARCA DE ANDRES".

Estrada Ferreiro, el principal protagonista de la confrontación se muestra arrogante, prepotente, agresivo y radical de frente a la grotesca bronca en que está inmerso con su camarada de Partido, la Diputada Graciela Domínguez.

Y la Diputada por su parte, cayó en la trampa de la polémica, y se enganchó en la dinámica mediática para responder a su adversario en el mismo tono en que éste la atacó.

La realidad es que ambos dan tristeza y sin  duda causan desencanto entre la ciudadanía que sigue de cerca ese estéril intercambio de insultos, ya que con su actitud tanto Alcalde como Diputada, dejan mucho que desear en cuanto al papel serio, formal, e institucional que sus respectivas responsabilidades les reclaman.

Mi conclusión respecto a éste pleito, que considero más personal que político en que han caído  estos dos funcionarios provenientes de las filas de MORENA, es que, con éste tipo de comportamiento político, no debieran aspirar a buscar una nueva oportunidad electoral... Y es que el virus de la suerte, no dura toda la vida... Y menos, si los mismos portadores se encargan de auto eliminarlo... Cosas pues que pasan en éste convulsionado mundo político... Nos vemos luego.


Más de Armando Ojeda