"Jueves Negro nos afectó a todos": Quirino Ordaz

Sinaloa

Guasave, Sin.- Este sábado 17 de octubre se cumplió un año del operativo fallido para capturar a uno de los hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán, cuando el Cártel de Sinaloa tomó por completo la capital del Estado de Sinaloa, cerró accesos y convirtió a Culiacán en una zona de guerra para que liberaran a Ovidio Guzmán.

Ese día detonó la violencia de una forma nunca antes vista en México, para el Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, el denominado "Jueves Negro", quedó marcado en todos, pues se tuvieron que redoblar las medidas preventivas para lograr que Sinaloa estuviera en calma.

"Nos afectó a todos, claro que marcó porque hubo gente lastimada, generó un alto impacto negativo a nivel nacional e internacional, pero nos da mucho gusto toda la acción que tomó el Presidente de haber salvado y privilegiado las vidas", reconoció.

El Gobernador recuerda las horas críticas que se vivieron durante este operativo del Gobierno Federal y la respuesta del Cártel de Sinaloa,  con el bloqueo de las vialidades y accesos, despojo y quema de carros, así como los diferentes enfrentamientos entre los sicarios y los militares que al final, terminaron liberando a Ovidio Guzmán por órdenes del Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Las cifras oficiales sobre ese día, revelan que fueron 8 muertos y 19 heridos los afectados por el operativo; sin embargo, es la sociedad civil la que hasta la fecha no supera las horas que vivieron al encontrarse "secuestrados" por el crimen organizado en la ciudad de Culiacán.