Una inauguración indiferente en la "nación guinda"

Deportes

Culiacán, Sin.- Arrancó la temporada 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico en la casa del actual campeón, los Tomateros de Culiacán, en una inauguración atípica, fría y sin magia, todo a consecuencia de la pandemia por el Covid-19. 

Una rápida ceremonia de presentación se realizó de cada uno de los jugadores, tanto de Algodoneros de Guasave como de Tomateros.

Posteriormente el Himno Nacional se entonó como parte del protocolo y por último el lanzamiento de la primera bola que corrió a cargo de médicos y enfermeras que están en estos momentos en la primera línea de batalla.

Atrás quedaron esas majestuosas ceremonias llenas de luces y colores, con bailes modernos y acrobáticos. Atrás quedaron esas descomunales descargas de juegos pirotécnicos que iluminaban el cielo "culichi" y que hoy simplemente  brillaron, pero por su ausencia. 

En fin, una inauguración muy diferente en la casa de la nación guinda.