buscar noticiasbuscar noticias

Sin subsidio, es “trabajar todo el día para la pura gasolina”: ribereños

El Comisario ejidal de Paredones exhorta a las autoridades federales y a la Conapesca a revertir la eliminación del subsidio a la gasolina.

Los Mochis, Sin.- El pasado 29 de mayo del presente año, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación en el cual dio a conocer la eliminación del estímulo fiscal a los energéticos pesqueros y acuícolas al diésel marino y gasolina ribereña, lo que representan un duro golpe para el sector productivo más humilde.

Felipe Solís Valdez, Comisario ejidal de Paredones, dijo a Luz Noticias que esta decisión los condena a trabajar todo el día, tomar mayores riesgos en la captura de las especies marinas y un mayor endeudamiento para poder continuar en la actividad. 

Sin subsidio, es “trabajar todo el día para la pura gasolina”: ribereños

Además, aseguró que con la crisis que se resiente y se avizora por Covid-19 para el resto del año y el que sigue, esta temporada podría ser la peor históricamente para el sector pesquero.  

“Que no nos quiten el subsidio a la gasolina porque está muy cara y los costos de la pesca son muy caros… y la gasolina, carísima, haga de cuenta que nada más vamos a trabajar para pagar las deudas que nos echamos antes de entrar como las redes, los palos para las tarrayas, los plomos para los chinchorros, boyas…”.

 

a

“Si es por litro de gasolina son 200 pesos, nosotros gastamos aquí cerquita los 10 litros, no más imagínese trabajar todo el día… para la pura gasolina”, lamentó.

Solís Valdez exhortó a los Diputados y Senadores federales, así como a la Conapesca a no olvidarse del sector más humilde de la pesca, los ribereños, quienes año con año, en pequeñas embarcaciones salen a diario para sobrevivir con sus familias a través de la captura de diferentes especies marinas, las cuales no son rentables, mucho menos con la economía actual.

Y el camarón, crustáceo que tiene un mejor precio a la compra desde el año pasado debido a la falta de vigilancia y la captura furtiva, escasea en la bahía de Ohuira cuando levantan la veda.