Tres nuevos inmortales al recinto taqui

Deportes

Ciudad Obregón, Son.- Yaquis de Ciudad Obregón tiene lista a la Generación 2020 que integrará el Recinto Histórico "Alfonso R. Bours", se tratan del historiador sonorense Alfonso Araujo Bojórquez, el exdirectivo José María "Chemalito" Parada Almada, así como de Gerardo "Polvorita" Sánchez, quien es actual coach de la organización cajemense.

Convertido en una enciclopedia viviente, el maestro Alfonso Araujo Bojórquez ha dedicado su vida al beisbol mexicano desde la década de los 50´s, ha sido columnista, cronista, voz del estadio, anotador oficial, analista, ha escrito más de 20 libros de su autoría y con el paso de los años se hizo historiador de la Liga de la Costa, LMP y Serie del Caribe.

Es Mayo de nacimiento pero Yaqui por adopción y también forma parte del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano, así como del Salón de la Fama de la Serie del Caribe.

Por otro lado, el expresidente del club José María Parada Almada tiene el gran mérito por ser el arquitecto del tercer campeonato de Yaquis, conformando una novena con extraordinarios jugadores nacionales, extranjeros, reforzando cada posición en el diamante minuciosamente, entre los que destacan Leo Valenzuela, Nicolás García, Toño Villaescusa, Derek Bryant, Eleno Cuén, Mike Paul, David Green entre otros, los cuales eran dirigidos por el mánager Lee Sigman.

En enero de 1981 los Yaquis de Obregón vencerían en siete trepidantes juegos a los Naranjeros de Hermosillo para coronarse campeones.

Otra gran hazaña recordada por "Chemalito" Parada fue haber convencido al pitcher sonorense Fernando Valenzuela para reforzar a Yaquis en enero de 1982. El "Toro" Valenzuela venía de ganar el Cy Young y Novato del Año en Grandes Ligas.

La tercera leyenda que ingresará al recinto histórico de la "Tribu" será el expelotero y actual coach de Yaquis Gerardo Sánchez. El "Polvorita" vistió la casaca de Yaquis durante 9 temporadas (1984-1985 a 1992-1993). También jugó para Águilas de Mexicali, Venados de Mazatlán, Algodoneros de Guasave y Mayos de Navojoa.

En su época de jugador era conocido como el "Cal Ripken mexicano", por su impresionante forma de jugar todos los días y sin fallar durante 1415 encuentros, triturando el récord que le pertenecía al exyaqui Rolando Camarero.

Conectó más de dos mil 900 imparables entre verano e invierno y además es miembro del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.